Experto habla sobre cómo reavivar lenguas extintas

Hay cerca de 200 que han sido descubiertas gracias a las tablillas cuneiformes de la antigua región de Asiria, según Veysel Donbaz

Experto habla sobre cómo reavivar lenguas extintas
Ankara

Veysel Donbaz ha dedicado más de medio siglo de su vida a descubrir la historia, la cultura y el lenguaje de más de cinco milenios de antigüedad de las antiguas civilizaciones de Mesopotamia.

En una entrevista exclusiva con la Agencia Anadolu, el profesor resaltó la importancia de las antiguas lenguas y las tablas de arcilla donde se registraron palabras del sumerio, el acadio y el hitita; lenguajes que se hablaban en lo que es hoy Turquía y Oriente Medio.

Agencia Anadolu: ¿Qué es un lenguaje extinto?

Vyesel Donbaz: Los lenguajes extintos son aquellos que ya no son usados por las personas y solo están registrados en antiguas traducciones. Una fuente escrita es obligatoria para definirlos como un lenguaje extinto.

Nadie puede hablar esos lenguajes, es por tal razón que se les denomina extintos. ¿Quién podría verificar las traducciones que estamos haciendo de esas lenguas? No hay nadie de la época antigua. Pero podemos empezar si vemos con ciertas expresiones similares que vemos que se repiten.

Muchos países alrededor de Turquía usan alfabetos diferentes al latino; países como Irán, Siria, Afganistán, Paquistán, Rusia, Bulgaria y Grecia. Todos las lenguas europeas usan el alfabeto latino. Lo mismo podríamos decir que pasó con la escritura cuneiforme de la historia antigua.

AA: ¿Cuáles son algunas características del lenguaje sumerio?

Donbaz: Los sumerios que vivían en Mesopotamia trajeron o inventaron su escritura cuneiforme alrededor del año 3.500 a.C.

El lenguaje sumerio es monosilábico y, como pasa con el árabe y otras lenguas modernas, distingue entre palabras masculinas y femeninas.

No tiene un alfabeto, sino que usa una escritura silábica escrita por medio de ideogramas sumerios. Si una palabra es usada dentro de una oración, se vuelve una sílaba, pero cuando solo se usa por sí misma, es un concepto. Por tal razón, para entender una oración en sumerio, es necesario entender el significado conceptual de cada sílaba.

De igual manera, este lenguaje usa un determinativo antes de cada palabra para hacerlo más simple. Si dices, por ejemplo, la palabra “tok” antes de una palabra, entonces entiendes que esa palabra, dentro de los ideogramas sumerios, tiene que describir algo relacionado a esa palabra.

AA: ¿Nos podrías decir sobre las raíces de los lenguajes antiguos de Mesopotamia?

Donbaz: Durante la era antigua, el sumerio y el acadio eran las lenguas de uso común entre las civilizaciones de Mesopotamia.

El idioma acadio, que pertenece a la familia de lenguas semíticas, tiene dos dialectos que son muy importantes: el asirio y el babilonio.

Acadia era una especie de Estado. Sargón de Acadia unió varias ciudades Estado, creó el imperio de Acadia el 24 a.C, pero esto no reemplazó el sumerio, sino que hizo traducciones al idioma acadio.

AA: ¿Cómo son estudiadas estas antiguas lenguas en Turquía?

Donbaz: La Sociedad Histórica Turca fue fundada en 1931 bajo las órdenes de Mustafa Kemal Ataturk, el padre fundador y modernizador de la actual Turquía. Desde entonces hay 23 departamentos de idiomas durante el mandato de Resit Galip, ministro de educación, incluido el hitita y los idiomas sumerios.

En Turquía, existe un departamento de sumeriología en la Facultad de Lenguas, Historia y Geografía de la Universidad de Ankara. En Turquía llamamos a los expertos en idiomas hititas “hititólogo”.

No obstante, en países extranjeros somos reconocidos los dos grupos como “asiriólogo”. El campo de la asiriología incluye tanto lenguajes sumerios como acadios. El asirio es un dialecto del idioma acadio. En el extranjero el idioma hitito se estudiaba por separado. Por tal razón, en Turquía un mejor título sería “sumeriólogo”.

AA: ¿Cuántas palabras del turco moderno provienen de lenguas extintas?

Donbaz: Aunque no lo parezca y pocos lo crean, muchas palabras turcas que usamos hoy día no vienen del árabe o del persa, sino del acadio. El nombre de siete de los doce meses del año provienen de Babilona, por dar un ejemplo. Hay más de 100 palabras que se transformaron en turco desde las lenguas asiria y babilónica, pero casi no hay palabras que permanezcan intactas en turco, excepto algunas que vinieron de las lenguas sumerias.

Por ejemplo, la palabra en turco “ekalliyet” (minoría) tiene raíces en los dialectos de Asiria y Babilonia donde se denominaba “egallum”.

Los nombres también tienen significados. Cuando uno se convierte en padre se decía “Iliddin”, que significa “Dado por Dios”, (“Allahverdi” en turco). También la palabra “Ilbani”, que viene de Ilum, “divinidad”, y significa “hacer algo”, pero también “Dios es el creador”. En Turquía usamos estas palabras con idéntico significado.

Aparte de los trazos lingüísticos de entonces, la manera en que se miden las semanas y los meses, 7 y 30 días, es producto de las civilizaciones antiguas de Mesopotamia. Sin embargo, es imposible probar si los turcos vienen de Sumeria o los sumerios eran turcos.

AA: ¿Cuántos lenguajes antiguos y extintos conoces?

Donbaz: Conozco tres de ese tipo de lenguajes: sumerio, acadio e hitita. También es necesario que uno como investigador conozca la evolución en el tiempo de esas lenguas, los cambios del asirio a través de su era antigua, media y nueva. Todo eso lo sé, aunque no todos los académicos lo saben, yo tenía que saberlo a profundidad. Algunos solo aprenden asirio y por tal razón no pueden leer textos más antiguos, miles de años de diferencia hay entre estas épocas. Soy curador de un archivo de tablillas, y a veces el administrador te llega con una amplia variedad de tablillas que debes estudiar y aprender. Yo aprendí mucho por mí mismo mientras trabajaba en un museo.

AA: ¿Aún cualquier persona puede encontrar una de estas tablillas que estudias?

Donbaz: Estas tablillas son greda suave, pues nunca fueron cocinadas. Es decir, pueden ser solubles en agua y convertirse en lodo. Hay dos tipos de tablillas. Unas 25.000 a 30.000 tablillas han sido excavadas de Kultepe y Karahoyu, más o menos un radio de 18 km, al sur de Turquía, luego de ser descubiertas en 1925. Estas no fueron disueltas en agua o rotas, sin embargo la información en ellas es ilegible.

AA: ¿Cómo pueden preservarse estas tablillas? 

Donbaz: Están escritas sin que ni siquiera se haya cocinado el barro. Es un tipo de barro muy especial de la región que no genera ranuras o quiebres en su masa. De hecho, le han agregado un poco de 'chamota' para mantener la greda consistente.

Tenemos 19 colecciones. De unas 41.000 tablillas unas 14.000 fueron excavadas en Nippur. Otro sitios nos han entregado 5.000, 4.000, 3.000, 1.000 tablillas. Algunas colecciones privadas tienen unas 17, y hay dos tablillas de Urartu. En total tenemos unas 73.000.

Ninguna de estas tablillas fueron cocinadas. Solían guardar en palacios o templos y eran usados como documentos que mantenían los registros oficiales. Eran muy similares a los registros y publicaciones oficiales de hoy. Por fortuna, los hititas escribieron en arcilla, cuando fueron conquistados decidieron conservar los registros, así tal cual en greda. Otra veces, se producían incendios que horneaban las tabletas.

Existe una excavasión en Ortaköy-Şapinuva, en la provincia de Çorum al norte de Turquía, en donde encontramos alrededor de 3.000 tablillas y en Sivas encontramos unas 60 o 70. Si una tablilla tiene un color negro significa que existen gases atrapados dentro de ella. Si es azafranado, significa que se ha cocido al rojo vivo y en ese caso no hay peligro de mojarlas.

Lo que hacemos es cocinar las tablillas que encontramos en hornos especiales, este proceso puede tardar un año. Deben ser inicialmente cocinadas a unos 110Cº por 24 horas para que toda la humedad se evapore. Si llegara a subir a unos 115Cº la tablilla se quemaría. Lo sabemos porque lo intentamos en tabletas que hicimos, y tampoco puedes exceder el tiempo de cocción ni por un minuto.

Luego de esto se pone la tablilla en un horno a 450Cº por unas seis horas para que libere todos los gases que aún tiene atrapados. Luego es cocinada por unas seis horas adicionales a 750Cº. En este momento la tablilla cambia, biológicamente hablando, se solidifica. Luego dejamos la tablilla bajo un chorro de agua durante un mes para deshacerse de las sales que pueden dañar las inscripciones.

AA: ¿Podría compartir algunos datos interesantes o pasajes que encontró en todas esas tabletas leídas?

Donbatz: De acuerdo a los registros que hacían de la comida que llevaban los mensajeros, o “lasime”, podemos darnos cuenta que ellos consideraban 22 granos o semillas eran igual a 1 gramo. 180 granos era lo mismo que 1 “sey’um”, que era una medida de unos 8,5 gramos de peso que los Hebreos llamaban “shekel”, también “mina” o “maná”. Al multiplicarlo 60 veces, era un “diltum”, “kalent” o “yanduk” y eso era más o menos un kilogramo.

Sabemos también que las tablillas fueron selladas cuando fueron trasladadas a Assur, capital del antiguo imperio asirio. Para poder entrar, tuvieron que pagar impuestos por cada pie y cabeza de quienes las transportaban, y un impuesto adicional si esa persona era comerciante. Solamente se abrieron cuando fueron también transportadas al palacio de Kayseri, en Turquía.

Durante los trayectos llevaban una bolsa con comida tanto para los animales que las cargaban, como para las personas que iban en la caravana. Se llamaba “eliatums” y de allí viene la palabra estaño, un metal que fue usado como moneda de intercambio, muy diferente al oro que se usaba más como una especie de inversión.

Algunas de estas civilizaciones usan un sistema de intercambio casi idéntico al que se usó hasta 1970, en que el oro era el estándar de intercambio y un billete podía cambiarse por cuentas de oro.

Gracias a las tablillas sabemos también que tenían una semana de siete días, un día era de 24 horas y un mes de 30 días. No existían meses de 31 días. Usaban un calendario lunar con un año de 354 días. Los intereses de crédito para prestamistas eran del 33% y tenían bonos de gobierno. Conocían todo esto hay miles de tablillas que registran su increíble conocimiento financiero.

*José Ricardo Báez G contribuyó con la redacción de esta nota.

Agencia Anadolu



Noticias relacionadas