Costumbres y Tradiciones de los Turcos (43/2014)

Los caballos tuvieron un importante lugar en la vida de los turcos que eran nómadas en Asia Central y Anatolia

Costumbres y Tradiciones de los Turcos (43/2014)

El valor dado a los caballos en la sociedad turca se remonta a miles de años antes. Los turcos siempre estuvieron entrometidos con los caballos a lo largo de la historia debido a la geografía y filosofía y el estilo de vida. Los caballos y los turcos siempre presentan un perfil caracterizado. Los sitios donde vivían, el estilo de vida y las guerras potenciaron e inmortalizaron esta unión. El hallazgo del motivo hípico en la cultura turca está relacionado con el papel que el mismo estaba jugando. Según las fuentes chinas, “la vida de los turcos depende de los caballos”.

El caballo es un animal sagrado en la mitología y la cultura turcas. Según la mitología turca, “el caballo recibe su poder de Dios. Es el amigo más íntimo del hombre. El caballo es el símbolo de la muerte y la percepción. En las ceremonias de los chamanes, el caballo tiene una importancia como animal de sacrificio. El chamán puede ir al subsuelo y al más allá con la ayuda del caballo. Se encuentran muchas creencias sobre la creación de caballo que tiene un importante lugar en la vida de los turcos. Se cree que el caballo fue creado del viento y que la fuerza de éste pasó al caballo. Según otra creencia, los caballos bajaron del sol a la Tierra. Los caballos, según la creencia, se derivaron de los caballos sagrados que salieron del mar, del monte y de las cuevas.

El caballo tiene una serie de características en la cultura y filosofía turcas. El buen caballo puede ir tan rápido como un pájaro, no se cansa, siente al enemigo, advierte de antemano a su amo, sabe lo que quiere su amo, no lo deja solo y se lo lleva a su tierra. Si su amo está herido le lleva a un lugar seguro. El caballo es considerado como el amigo más íntimo y el protector de los turcos.

En el cuento del Libro de Dede Korkut, Bamsı Beyrek, le habla de esta forma a su caballo que le esperó durante 16 años hasta que saliera de la celda: “No te llamré caballo, sino hermano; mejor que mi hermano”. Estos versos son la evidencia de la importancia del caballo para los turcos. El caballo estuvo al lado de su amo cuando éste murió. Fue enterrado con él. El entierro del caballo al lado de su amo fallecido es una muy antigua tradición nómada. Según las fuentes chinas, los gokturcos enterraban sus muertos con sus caballos y otros utensilios en una tumba.

W. Schmidh decía que “el caballo fue domesticado por los turcos”. Cuando los turcos se emigraron a Asia Menor y Anatolia, trajeron consigo su cultura también. La fama del caballo turco se extendió por todas partes. El caballo mantuvo su lugar importante en la cultura turca en las épocas selyúcida y otomana. Los imperios huno, gokturco, selyúcida y otomano vivieron y guerrearon encima del caballo. El caballo que es el elemento más importante la cultura nómada se extendió a la India, Irán, Irak, Europa y el Mediterráneo a través de las campañas turcas. En las casas hípicas instaladas en varios lugares del imperio otomano, fueron adiestrados caballos selectos. Los turcos usaron el “tuğ”, un banderín hecho de cola de caballo como símbolo de insignia o autoridad. Los tuğ continuaron también en la época de los otomanos. Fueron otorgados los tuğ a los dignatarios máximos del estado además de los sultanes.

Se encuentran importantes rituales acerca de los caballos en la cultura folklórica.

Estas creencias continuaron en Asia Menor y Asia Central. La cola del caballo de un turco que murió en la guerra fue colgada en su tumba. Los turcos antiguos construyeron sus lápidas mortuorias en forma de caballo. Todos los investigadores, que estudian las lápidas y el folklore de sepultura de los turcos antiguos, dicen que la tradición de lápidas en forma de caballos depende de las aplicaciones de chamanismo de Asia Central. Según las antiguas creencias turcas, se ponía la sangre o la leche de caballo en el poste principal de las carpas o de las casas. Cuando se reza por los espíritus del monte, bosque y fuego se usa el crin de caballo rojo. En una casa donde hay caballos no entra el demonio. El respiro del caballo repele a los espíritus malos. En las creencias preislámicas, soñar con un caballo daba algunos mensajes vaticinios. Se cree que la persona que ve a un caballo en su sueño tendrá una cosa que desea, ej. Casarse. El caballo de cola cortada significa la muerte.

En el Sagrado Corán y en los hadices, se encuentran datos sobre el caballo y el adiestramiento de caballos. Mahoma decía: “Criar a caballos en el camino hacia Alá”. La importancia que daban los turcos a los caballos se pueden observar en algunas expresiones populares que son: “El turco nace en la carpa, muere a caballo”; “el caballo conoce a su amo”; “el caballo es el amigo del valiente”. El caballo que es una parte imprescindible de la cultura y la vida turcas completa la vida de los héroes en las leyendas y la mitología. Además, estuvo en las artes turcas desde las esculturas, pintura, arquitectura, alfombras, bronce, lápidas y miniaturas.

Por Fatma Ahsen Turan
Académica del Departamento de Lengua y Literatura Turcas – Universidad de Gazi, Ankara


Etiquetas:

Noticias relacionadas