El vehículo supersónico Bloodhound se convierte en coche más rápido del mundo

Bloodhound batió el récord mundial con una velocidad de 806 kilómetros por hora

El vehículo supersónico Bloodhound se convierte en coche más rápido del mundo

El vehículo supersónico Bloodhound batió el récord mundial con una velocidad de 806 kilómetros por hora superando una prueba de velocidad en la República Sudafricana.

El vehículo pilotado por Andy Green superó el límite de velocidad determinado en la octava prueba de velocidad realizada en el desierto de Kalahari y rompió un nuevo récord.

El equipo de Bloodhound LSR anunció en las redes sociales que fue reparado el vehículo que sufrió daños en la prueba de la semana pasada y fue exitosa la nueva prueba.

La carrocería del vehículo fue dañada en la prueba realizad la semana pasada con Bloodhound a una velocidad 643 km/h.



Noticias relacionadas