Centenares de muertos por el fuerte terremoto en la frontera entre Irak e Irán

Un terremoto de 7,2 grados en la escala de Richter sacudió este domingo el norte de Irak, cerca de su frontera con Irán

846017
Centenares de muertos por el fuerte terremoto en la frontera entre Irak e Irán

Al menos 8 personas murieron en la provincia iraquí de Solimania y al menos 400 en Irak y otras más de 6.650 personas resultaron heridas en el fuerte terremoto de 7,2 grados en la frontera entre Irak e Irán.

El Servicio Geológico de los Estados Unidos anunció que ocurrió un terremoto de 7,2 grados a unos 32 kilómetros al sudoeste de la ciudad iraquí de Halabja en la frontera iraní.

El terremoto se sintió durante 20 minutos en la capital iraquí de Bagdad y más tiempo en otras ciudades como Duhok y Erbil.

Además se registró un terremoto más de 4,8 grados a las 00:33 hora local en la frontera irano-iraquí. Los ciudadanos pernoctaron en las calles.

El gobernador de distrito de Darbandiján en Solimania, Nasih Mela Hasan, declaró que cuatro personas perdieron la vida en el distrito por el terremoto.

La Dirección de Salud del distrito de Kelar anunció que murieron dos personas en la región.

El director provincial de Salud de Solimania de la Administración Regional Kurda de Irak, Mirgan Muhammed, afirmó que 50 personas resultaron heridas, según las primeras conclusiones, en el distrito de Darbandiján.

El director generalde la Administración de Desastre de Kermanshah, Rıza Mahmudi, en su declaración a la agencia de noticias semi-oficial iraní, Tasnim, dijo que se ha elevado a 211 la cifra de los muertos y a 2 mil 504 la cifra de los muertos.

Y agregó que el presidente de la Administración de Desastre ahora se encuentra en la región de desastre, y que se envían gran número de aviones y helicópteros para el transporte de los heridos.

Por otro lado, el líder religioso iraní Ayatollah Alí Jamenei, publicó un mensaje de pésame para las víctimas mortales, y declaró que se ordenaron al Ejército y todas las instituciones gubernamentales a ayudar a los afectados por el terremoto.

El presidente iraní, Hasan Rouhani, a su vez, dijo que encargó al primer vicepresidente iraní para movilizar todas las oportunidades del país para los damnificados.

La Oficina del Gobernador de Kermanshah también declaró tres días de luto por el terremoto.

Entre tanto, los ciudadanos, que sintieron el terremoto en las ciudades turcas como Diyarbakır, Batman, Marin, Şırnak, Hakkari, Van y Muş, pernoctaron en las calles.

Un equipo de búsqueda y rescate de 30 personas de Diyarbakır se envió a la zona de terremoto.

Los equipos del Centro de Administración Regional de Desastres de Anatolia Oriental de la Media Luna Roja Turca se movilizaron tras el fuerte terremoto.

Cerca de mil tiendas se enviaron a la zona desde el barrio de Hasköy en Muş mientras que se enviaron de Adana 10 trasportadores llenas de asistencias humanitaria.

El Centro de Desastres de la Región del Mediterráneo envió 560 tiendas, 2 mil camas, mil mantas y mil 100 calentadores en trasportadores para responder las necesidades de refugio de los afectados por el terremoto.

El Ministerio de Salud declaró que han pedido a la Jefatura del Estado Mayor a enviar helicópteros Skorsky para el transporte de los enfermos y heridos que podrán llegar al paso fronterizo de Habur.



Noticias relacionadas