Atatürk y el Renacimiento de Una Nación (8/2015)

“En la actualidad, en cada dimensión del mundo modernizado existe la ideología de Atatürk"

Atatürk y el Renacimiento de Una Nación (8/2015)

Hoy vamos a observar las evaluaciones Jorge Blanco Villalta, el autor de la biografía de Atatürk cuya obra fue recibida con interés por los investigadores de politología y los historiadores. El Profesor Blanco Villalta es un diplomático argentino quien fue el ex embajador de su país en Turquía. Villalta esta en la lista de los socios honoríficos de la Institución de Historia Turca, también tiene el honor de ser el primer civil galardonado por la Jefatura del Estado Mayor con la Medalla de Servicio. Blanco Villalta inspirado profundamente de Atatürk y las revoluciones de la democracia turca, entre los años 1930 y 1935, cuando representaba a Argentina, publicó una obra muy valiosa que investiga el personaje y las revoluciones de Atatürk por en el marco de la ciencia política. En 1982 la misma se tradujo al turco y se presentó al interés de los lectores por la Institución de Historia Turca.

Según Villalta “En la actualidad en cada dimensión del mundo modernizado existe la ideología de Atatürk. Él es uno de los filósofos más grandes de politología.’’

Atatürk pasó debajo de los arcos de victoria construidos por la historia humana no solo con el carácter de ser uno de los comandantes más grandes de todos los tiempos o como un fundador de un estado moderno y próspero tras hacer alcanzar una nación a la independencia, sino también como uno de los filósofos mas grandes de la ciencia política.

Atatürk, contribuyó al futuro de la humanidad con un plan político que contiene oportunidades amplias. Tiene un orden con carácter revolucionista, concede la responsabilidad principal al estado en la administración de la economía y mezcla el estado con la economía solo cuando es obligatorio y beneficioso pero no le permite que sobrepase su límite. Crea un orden político de carácter social y económico y crea una nación que tiene el derecho de elegir libremente a sus administradores y está completamente libre en sus opiniones”.

El diplomático y científico Jorge Blanco Villalta describe de esta manera a Atatürk:

“Según Atatürk Turquía debería vivir el momento, al contrario de todas sus tradiciones. Él lo calificaba como la civilización. Sus pensamientos no se podían limitar por los sueños. Es suficiente para entender eso considerar su ingenio militar. Las Guerras de Galípoli, donde fracasaron las intentonas de las fuerzas hostiles gigantescas para cruzar los estrechos, forman un ejemplo para eso. Cuando esta gran armada no pudo cruzar, esta vez intentaron las fuerzas atacar vía un desembarco. Atatürk en aquel entonces, recien regresado de su cargo de Subsecretaría Militar en Bulgaria, no conocía muy bien la zona. Cuando estaba allí encontró muchos barcos, dispuestos al ataque y comenzó a producir las necesarias tácticas rápidamente. Las mismas más tarde se adaptaron por De Gaulle y son muy famosas.

Lo que entendió muy bien fue eso: las tropas fueron desplegadas muy atrás y cuando ocurría un movimiento deberían moverse para adelante las tropas y luego retirarse. Entonces las tropas deberían adelantarse y retirarse constantemente. Pero la línea de frente estaba lejos y había muchos barcos. Mientras los buques se acercaban de forma amenazadora, el asalto se recibía de otra parte. O, se acercaban de una parte y se realizaba un asalto de otra ribera.

En este caso él dijo lo siguiente: no es importante de donde atacan. Fundó una línea de defensa principal. Esto era una línea de comunicación establecida para estimar de antemano de dónde se iba a producir el asalto. En realidad esperaba el momento de ataque y cuando ocurrió, atacaban al enemigo rápidamente. Eran unas batallas tanto águilas como muy tristes porque en los combates murieron casí 450.000 soldados. Si las fuerzas de alianza hubieran pasado esta línea, podría haberse cambiado el destino de los turcos. Pero no lo lograron Allí es donde se pararon.

En este marco se considera a Atatürk como uno de los héroes más grandes de la historia en diferentes partes del mundo.

El científico y diplomático Jorge Blanco Villalta evalúa el lugar de la ideología de Atatürk en el mundo tras la Segunda Guerra Mundial y en el marco de la ONU, con estas palabras:

“Tras la Segunda Guerra Mundial los estados triunfantes intentaron crear una percepción que nunca existió en la historia mundial. La ONU, recogiendo fracciones de diferentes partes, creó unos países utópicos. El resultado fue una pérdida de tiempo y hoy en día los países se están transformando en sus estados antiguos. Eso también es una situacion lamentable pero la doctrina de Atatürk se entendió por todo el mundo, digan lo que digan.

Esta carta recibida en San Francisco en 1945 es la muestra de la misma:

“Por estar comprobados sus actos de esta manera, pasa mucho que pienso cuánto estaría feliz Atatürk si viviera hoy. Los problemas de minorias y colonias son de este carácter. Él era una persona opositora a la colonización. Siempre era opositor a esta situación. Siempre era el defensor de los derechos de mujeres y mostró una postura partidaria de hacer acuerdos mutuos en sus relaciones.

Eso fue su principio básico de las relaciones internacionales. Consideró el concepto de un acuerdo como la clave de vivir en paz.

El mundo de hoy no pudo alcanzar al nivel de Atatürk. Los aspectos más importantes de la ideología de Atatürk son que pasó a la historia moderna y que todavía sigue viva. En cada dimensión del mundo modernizado existe la ideología de Atatürk.

 


Etiquetas:

Noticias relacionadas