Firma legal estadounidense dice que los rohinyás ‘se enfrentaron al genocidio’

Un reporte que será publicado el lunes concluyó que se cometieron ‘crímenes en contra de la humanidad y genocidio contra los rohinyás’

Firma legal estadounidense dice que los rohinyás ‘se enfrentaron al genocidio’

AA-Después de varios meses de investigar sobre la persecución del gobierno birmano contra los rohinyás, un grupo legal de derechos humanos estadounidense concluyó que hay bases creíbles para creer que la minoría musulmana fue víctima de genocidio.

El Grupo de Derecho y Política Pública Internacional (PILPG, por sus siglas en inglés), con sede en Washington, dijo que llevará a cabo una rueda de prensa el lunes durante la cual publicará un reporte basado en las investigaciones hechas en la población de refugiados rohinyás en Bangladés.

La firma legal dijo que el reporte señala que “existen bases legales para concluir que crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y actos de genocidio fueron cometidos contra la población rohinyá”.

El Departamento de Estado de Estados Unidos asignó a PILPG llevar a cabo investigaciones documentadas sobre derechos humanos en los campamentos y asentamientos rohinyás al suroccidente de Bangladés, a principios de este año.

En septiembre, la firma legal había emitido un reporte cualitativo inicial para señalar los hallazgos factuales y las conclusiones iniciales de la misión investigativa.

El segundo reporte, que presenta hallazgos clave y análisis legales de las entrevistas, incluyendo los patrones de violaciones cometidas contra los rohinyás y recomendaciones para futuras misiones legales, será publicado este lunes.

Un pueblo perseguido

Los rohinyás son un pueblo originario del occidente de Birmania, cuya población se calcula entre 1.500.000 y 2.000.000. La mayoría de ellos practican el Islam, aunque existen minorías budistas, hinduistas y cristianas.

Aunque después de la independencia de Birmania del Reino Unido los rohinyás fueron reconocidos como uno de los grupos étnicos constituyentes del nuevo Estado y se les otorgó plenos derechos, desde que la junta militar liderada por Ne Win se apoderó del gobierno birmano en 1962, sus derechos fueron corroídos gradualmente, llevando a varias olas de desplazamiento durante el siglo XX.

Las dos principales ocurrieron en 1978 y a principios de los años noventa. La nueva ley de ciudadanía expedida por el gobierno de Birmania en 1982 dejó técnicamente a los rohinyás sin nacionalidad, al no reconocerlos como un grupo étnico autóctono.

En el 2012 resurgieron los conflictos étnicos entre musulmanes y budistas en el estado Rakáin, donde vive la mayor parte de los rohinyás en Birmania.

En el 2015, este conflicto junto a la intervención militar estatal a favor de los budistas conlleva a una nueva ola de desplazamientos forzosos de miembros de la comunidad rohinyá y se estima que durante ese año más de 25.000 rohinyás abandonaron sus hogares.

Desde el 2017, más de 750.000 rohinyás han sido desplazados forzosamente, la mayoría de ellos se refugiaron en el vecino Bangladés.

(Agencia Anadolu)



Noticias relacionadas