Premio Nobel asegura que la mitad de Yemen tiene hambre

La activista Tawakkul Karman dijo que "Yemen está viviendo un sufrimiento que el mundo no experimenta. El hambre afecta a 14 millones de personas. Esto constituye casi la mitad de la población”

Premio Nobel asegura que la mitad de Yemen tiene hambre

La activista y premio Nobel de Paz en el 2011, Tawakkul Karman, dijo que "Yemen está viviendo un sufrimiento que el mundo no experimenta. El hambre afecta a 14 millones de personas. Esto constituye casi la mitad de la población”.

La Fundación Tawakkol Karman inició este jueves la conferencia "Yemen: Amenazas de guerra y Oportunidades para la Paz", que pretende arrojar luz sobre los problemas internos, externos, regionales e internacionales que genera la crisis de Yemen.

Karman, quien dijo que se tomarán decisiones de las recomendaciones que produzca el encuentro, indicó que cree que estas recomendaciones contribuirán a la paz en Yemen.

La premio Nobel también declaró que Yemen lleva experimentando un proceso extremadamente difícil durante cuatro años. "De la guerra y el golpe militar surge el sufrimiento. Sabemos cuánto han resistido los yemeníes. Actualmente no solo es un Estado extremadamente peligroso, también está sumido en la confusión. Esto llevó a que se formen grupos armados".

Karman dijo que "cuando llegamos en 2011 comenzaron las protestas pacíficas y la Primavera Árabe tuvo lugar en el país. En esta revolución se hicieron demandas de justicia, libertad, democracia y de un Estado de derecho. Se formó una oposición. Esto plantea una amenaza para las personas que demandan democracia".

Karman explicó que muchas agrupaciones se formaron después de la revolución de Yemen, generando incluso muchos grupos extremistas y políticos. "Las potencias occidentales quedaron a prueba por la democracia". 

La crisis fue diseñada por las potencias occidentales, dijo la activista. "Los gobiernos occidentales se quedaron en las clases de democracia, han destrozado en lugar de apoyar la demanda por la democracia (en Yemen). Después de la Primavera árabe, descubrimos que quienes nos apoyaban en realidad estaban parados junto a los gobiernos árabes, los dictadores y opresores”.

Karman señaló que la influencia de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) en la situación de Yemen es muy alta. "La situación en Yemen ha llegado a un estado inescrutable. Mientras se espera un estado de legitimidad en Yemen, el país ha empeorado. Vimos que querían implementar su propia agenda y políticas. Como resultado, utilizaron los conflictos de allí como una oportunidad para beneficiarse de los recursos locales y tener control de la geografía".

La Nobel enfatizó que hay una catástrofe humanitaria en Yemen en este momento y que el país se ha enfrentado a una devastación nunca antes vista. Karman declaró que el país sufre de problemas en el campo de los servicios de alcantarillado, educación, salud, agua y electricidad.

"Según el informe de la ONU, más de 8 millones de personas necesitan alimentos. Más de dos millones son niños y casi dos millones son mujeres embarazadas que necesitan ayuda. El hambre afecta a 14 millones de personas allí. Esto es casi la mitad de la población", añadió Karman.

"Emel Hussein es solo uno de millones de niños"

Karman señaló que Emel Hussein, de 7 años, perdió la vida debido al hambre. "Él es solo uno de los millones de niños que hay allí", señaló.

Al enfatizar en la necesidad de poner fin a la guerra en Yemen, Karman dijo que la comunidad internacional debería tomar una decisión clara sobre este tema. Karman declaró que la continuación de esta guerra en Yemen perjudica la seguridad internacional y regional y dijo: "Debe haber un ambiente de paz. Los aeropuertos, puertos, islas y playas deberían reabrirse. El comercio en Yemen tiene que empezar de nuevo”.

La Nobel instó a Arabia Saudita y a los Emiratos Árabes Unidos a que “saquen sus manos de allí. Abandonen esa zona, detengan el apoyo a los grupos terroristas allí. Hago un llamado a Teherán a salir de Yemen, a que no apoye a los hutíes allí".



Además, aseguró que la salida de Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos e Irán es la condición más importante para detener la guerra.



Asesinato de Jamal Khashoggi

Tawakkol Karman también abordó el asesinato del periodista saudita Jamal Khashoggi el pasado 2 de octubre en la embajada saudí en Estambul: "Esto ha creado un shock en el mundo. El lugar donde fue sacrificado es extremadamente doloroso, el método también es extremadamente malo y extremadamente ofensivo. Lamentablemente, fue asesinado con tácticas similares a las de Daesh. La verdad debe surgir y deben ser juzgados, independientemente de sus nombres y títulos. Este es un llamado a la justicia”.

La activista espera que se encuentre el cadáver de Jamal Khashoggi y se llegue a “quien dio la orden de su ejecución".



Noticias relacionadas