“No nos podemos quedar callados frente a una catástrofe humanitaria”

Al dirigir su mensaje sobre el futuro de la UE durante el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo, Juncker se refirió a la crisis en Siria

“No nos podemos quedar callados frente a una catástrofe humanitaria”

 

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, advirtió de que Idlib se está arrastrando hacia una catástrofe humanitaria.

Al dirigir su mensaje sobre el futuro de la UE durante el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo, Juncker se refirió a la crisis en Siria.

“Idlib debe ser una fuente de profunda inquietud para nosotros. No podemos quedar callados frente a esta catástrofe humanitaria que ocurrirá ciertamente dentro de poco”.

Juncker afirmó que la UE no es una isla introvertida, sino que permanecerá como un continente de paz que tiene buenas relaciones con sus vecinos.

“Es la hora de la soberanía de Europa, el momento de asumir su propio destino. La paz en Europa se hace posible gracias a la UE”, añadió.

En alusión a la tendencia de extrema derecha en crecimiento, Juncker dijo que “debemos decir no al nacionalismo que odia a los otros”.

“Los emigrantes procedentes del Mediterráneo se han reducido en un 80%. Hay que formar canales regulares. Necesitamos a inmigrantes cualificados.

El presidente de la CE subrayó que es inaceptable que la importación de energía que ronda 300.000 millones de euros anuales por el dólar estadounidense. “Solo el 2% de la energía se importa de EEUU”.

“El euro debe ser el instrumento activo de la soberanía europea”, dejó claro.



Noticias relacionadas