Los huéspedes del Bosque Aluvial  de Karacabey

Los caballos de origen de Asia Central traídos a Karacabey de Bursa hace años por parte de los nómadas y enviados a naturaleza, siguen sus vidas salvajes en el Bosque  de Karacabey

Los huéspedes del Bosque Aluvial  de Karacabey

Los caballos de origen de Asia Central que viven en el Bosque Aluvial de Karacabey desde hace un siglo y traídos a Karacabey de Bursa y viven juntos en armonía en la naturaleza.

Viven en forma de rebaños

Los caballos que son adecuados a la Cuenca del Lago Dalyan y el Bosque Aluvial de Karacabey, a partir de su salida a la naturaleza  en verano e invierno viven en forma de rebanas. 

Los caballos cuyo número aumento con el tiempo que pasa, separándose en grupos entre si se van a distintas partes del bosque aluvial y forman imágenes bonitos cuando pasean en los humedales.

Mientras se pastan junto con otros caballos pequeños alrededores del lago, los sementales aseguran la seguridad de los grupos contra los posibles peligros que pueden llegar desde alrededor.

Se camuflan en el bosque en instante de peligro

Los caballos que es muy difícil de acercarlos, cuando perciben cualquier peligro corriendo a toda velocidad se mezclan en las profundidades del bosque.

Kadir Dova, quien vive en Karacabey  señaló que algunas familias nómadas que se inmigraron al Barrio Bayramdere junto con los caballos turcos de origen de Asia Central hace casi 100 años desde Izmir, tras pasar aquí a la vida asentada, vendieron una parte de sus caballos con la consideración de que no quedó necesidad en el tiempo.

“A veces hay que esperar durante horas para sacar fotos”

Kadir Dova dijo que sobre todo los aficionados de foto vienen para los caballos que tienen una vida salvaje y añadió: “Es imposible acercarles. Por eso a veces hay que esperar durante horas. Vosotros no podéis ir allí, ellos vendrán, así se puede sacar foto”.



Noticias relacionadas