Un análisis de Idlib por distintos aspectos

Cuando miramos a la situación general del mundo no espera una lucha ideológica grande como fue entre 1945-1989

Un análisis de Idlib por distintos aspectos

Un análisis de Idlib por distintos aspectos

Según muchos analistas ya quedaron días para el inicio del combate en Idlib. Los que ven el acantonamiento militar en la zona creen en que la operación comenzará en menos tiempo posible. Nosotros en este programa nuestro vamos a analizar el asunto Idlib sobre la lucha de fuerza global. Presentamos la evaluación sobre el asunto del Catedrático del Departamento de las Relaciones Internacionales de la Universidad Karatekin, Dr. Cemil Doğaç İpek….

Tras ser soberano casi 1000 años mientras vivía el último período, el Imperio Romano (con la expresión humorística de Voltaire) ni era sagrado ni era romano ni un imperio. Casi tras 2,5 siglos el problema actual, el orden mundial liberal en su último periodo (con la inspiración de las declaraciones de Voltaire) ni era liberal ni era global ni está en orden. Cada vez es más difícil hablar del mundo en unión y unidad. Los intentos de formar ambientes globales se fracasan continuamente. La protección está en alza, la última ronda de las negociaciones del comercio global no dieron resultados. Hay muy pocas reglas que ordenan el espacio del campo ciber. Nos hacemos testigos de la salida de los órdenes y desordenes regionales originales. El mejor ejemplo para esto es lo que se vive en Oriente Medio y Siria.

Hoy el mundo no parece al mundo en la polarización ideológica del período 1939-1991. Pero parece más a los años antes de una guerra global (La Primera Guerra Mundial). Ahora nos hacemos testigos de las guerras de fuerza nacional en una era que se elevan y bajan las fuerzas globales y regionales. EEUU, la fuerza soberana imperial para continuar el estatus quo siempre intenta hacer iniciativas. Los actores que se fortalecen como China y Turquía, están molestos de la fuerza desproporcionada y reparto de fortuna de EEUU. Las estructuras multinacionales como la Federación de Rusia y la UE buscan los antiguos días esplendidos. El Occidente tiene el miedo de la vuelta de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y Rusia tiene el miedo de la ola del cambio de régimen con apoyo del Occidente, de nuevo el miedo común de todo el mundo es el Islam Radical.

Cuando miramos a la situación general del mundo no espera una lucha ideológica grande como fue entre 1945-1989. No hay un Telón de Acero. Además de una fuerza global grande, hay fuerzas en alza y que retroceden (Los que quieren la disminución de la soberanía de EEUU pero no suficientemente fortalecidas de poder realizar este objetivo suyo). Esta situación origina algunos desacuerdos entre los expertos quienes están interesados con el asunto. Entre algunos expertos para poder entender la situación presente hay una inclinación de recurrir en la nostalgia de la Guerra Fría. Pero esta no es una imitación correcta. La situación presente parece más a la segunda mitad del siglo 19. Este período era la edad de competencia de las fuerzas grandes recién salidas, un período que las relaciones entre los estados dependían de los intereses nacionales no de las justicias ideológicas.

En la presente estructura global hay una potencia dominante pero se encara cada vez  con más desafíos por parte de las potencias que intentan defender o tener éxito sobre sus propios intereses nacionales.  El mundo todavía hace patinaje en los tiempos antiguos intentando entender el siglo 21 con las gafas del siglo 20. Por esta razón podemos decirlo muy fácilmente: No estamos en el umbral de la Segunda Guerra Fría.

Hoy Siria está en la posición de poder desatar las líneas de falla regionales y aún globales. En cualquier momento se puede prendar el fuego de un combate que puede salir del control, en el espacio aéreo o terrestre de Siria.  Según muchos analistas ya quedaron días para el inicio del combate en Idilb. Los que ven el acantonamiento militar en la zona creen en que la operación comenzará en poco tiempo. El número de soldados y milicias acantonados en tres puntos principales alrededores de Idlib junto con los aliados de las fuerzas de régimen casi llegaron a las cantidades utilizadas en la operación de Alepo.

Idlib, por el aspecto de los combates interiores en Siria no para la solución de un nudo sino por ser un punto de cruce por el aspecto de poder asegurar el orden, lo que determinará cuando comenzará la operación es cómo se llegará a un acuerdo entre Rusia y Turquía sobre la situación en Idlib y el despues. Porque las relaciones entre dos países a pesar de que contiene títulos estratégicos y sobre todo en Siria desde hace dos años la colaboración de dos países  se convirtió en un medio de equilibrio, todavía no parecen superados totalmente las discrepancias entre las partes sobre el asunto de Idlib.

Turquía considera desde dos perspectivas al combate que se acerca cada vez más en Idilb. La primera, son los riesgos de seguridad a corto plazo que pueden originar por el aspecto de Turquía, la segunda es la formación de un orden que no formará amenaza contra Turquía en largo plazo. La primera amenaza que puede originar una operación posible en corto plazo contra Turquía es la acumulación de centenares de miles de sirios a la frontera de Siria escapándose de los combates.

El riesgo a largo plazo es la conversión del nuevo orden que se formará en Siria en una situación de poder ser una amenaza contra la seguridad nacional de Turquía. No importa que sea el resultado de la guerra civil en Siria, para no permitir a que se forme un orden que origina amenaza contra sí misma, Turquía, al igual  que fue en el campo militar, continúa también sus intentos en los campos políticos y diplomáticos. El surgimiento de una zona controlada por el PKK/YPG en el noroeste de Siria originara una amenaza vital para Turquía, por eso a la equitación tras Idlib se considerará en este marco.

Por consiguiente mientras todas las miradas están orientadas  a Idlib, EEUU inició el proceso de formar una zona segura para PYD/PKK. A pesar de que continuaron las ayudas en el marco de la lucha contra el DAESH, las actividades militares y económicas mantenidas tanto por EEUU como por Arabia Saudita y sus aliados, todas las miradas mientras están orientadas a Idlib, se considera que aumentó el intento de formar una “zona de exclusión aérea” en el noreste de Siria y después en el sentido general aumentó el intento de formar una zona bajo la protección de EEUU. Por esta razón mientras continúa la operación de Idlib no se debe olvidar el noreste de Siria.

Hemos presentado la evaluación sobre el asunto del Catedrático del Departamento de las Relaciones Internacionales de la Universidad Karatekin, Dr. Cemil Doğaç İpek….



Noticias relacionadas