Nueva era entre Turquía y Rusia

Análisis de Can ACUN, investigador de la Fundación de Estudios de Política, Economía y Sociedad (SETA)

Nueva era entre Turquía y Rusia

Nueva era entre Turquía y Rusia

Las relaciones bilaterales entre Turquía y Rusia volvieron a ser mejores tras la crisis de avión producida en 2015.  Este mejoramiento entre dos países tuvo repercusiones positivas en los campos políticos, diplomáticos, militares y económicos. La relación personal, las colaboraciones enfocadas en los intereses comunes y la molestia por la última postura de Estados Unidos desempeñaron un papel importante en la recuperación rápida de los nexos entre Turquía y Rusia. Aunque la colaboración entre dos países desarrolló en varios campos, siguen discrepancias en varios campos.

El presidente ruso, Vladimir Putin, indicó que las relaciones entre Turquía y Rusia están desarrollando cada vez más y agregó: "Nuestra relación con Turquía profundiza y además enriquece con nuevos contenidos". Esta afirmación de Putin resume el desarrollo de los vínculos entre dos países. Las relaciones entre dos países exclusivamente en las áreas de energía y economía son de sumamente relevancia. El ex presidente ruso de Finanzas, Mijail Zadornov, expresó que "Rusia tiene importantes vínculos económicos con Turquía. Este país está entre 10 socios comerciales más grandes de Rusia". Esta declaración de Rusia es de suma importancia en este sentido. Según los datos del Servicio Federal Ruso de Aduanas (FTS), Turquía llegó a ser el cuarto gran socio comercial de Rusia en el primer semestre de este año registrando un volumen comercial de 13,3 mil millones de dólares con una subida de un 37 por ciento. Al mismo tiempo, la llega de los turistas a Turquía tiene una gran importancia para las relaciones bilaterales. El ministro turco de Exteriores, Mevlüt Çavuşoğlu, calificó como satisfactoria la subida constante del número de turistas procedentes de Rusia y señaló que Turquía estará contenta por hospedar a 6 millones de turistas rusos este año. En el campo de energía hay proyectos importantes como Central Nuclear de Akkuyu y el Flujo Turco (Turkish Stream). La Planta Nuclear de Akkuyu responderá el 10 por ciento de la necesidad de energía de Turquía y tiene una importancia estratégica en garantizar la necesidad de energía de la creciente economía turca.

Asimismo, el proyecto Turkish Stream garantiza responder mayoritariamente la necesidad energética de Turquía. Se planea que el proyecto Turkish Stream se extienda hacia los países balcánicos en la segunda fase, con que será tomado un paso sumamente importante para la planificación estratégica de Turquía para servir como ruta energética.

Además de la cooperación energética y económica, crece la colaboración militar entre Turquía y Rusia. La compra de Turquía a Rusia los sistemas de defensa aérea S-400 profundiza las relaciones bilaterales entre dos países. La entrega de ellos se realizará en 2019. En este sentido, el director de cooperación internacional y política regional de Rostec, Viktor Kladov, dijo: "Puedo expresar definitivamente que el acuerdo de S-400 es un paso importante para reforzar y desarrollar la colaboración militar-técnica entre dos países. No veo un obstáculo ante el desarrollo de nuestra colaboración también en las nuevas industrias.

EEUU es el país que se molesta más por las relaciones desarrolladas entre Rusia y Turquía. A causa de que Turquía compra estos sistemas de defensa aérea S-400, los autorizados estadounidenses amenazan a la parte turca con detener la compra por Turquía de los aviones de ataque F-35, del que es socio Turquía. El ministro turco de Exteriores, Mevlüt Çavuşoğlu, aclaró que los S-400 no es una opción, sino una obligación. Los países de la OTAN rechazan vender los sistemas de defensa aérea pese a sus demandas. Las tensiones entre Turquía y EEUU producidas por la Organización Terrorista Fetullahista (FETÖ), PKK/YPG y Brunson, han tensado las relaciones entre dos aliados de la OTAN. La decisión del presidente norteamericano, Donald Trump, de imponer sanciones contra Turquía afectó negativamente las relaciones. Es llamativo que el canciller turco, Mevlüt Çavuşoğlu, argumentó en Moscú que "la relación entre Rusia y Turquía sigue envidiando a algunos".

Aunque los vínculos entre Turquía y Rusia desarrollan positivamente, dos países todavía tienen importantes discordias. Particularmente en la cuestión siria, Turquía y Rusia actúan conjuntamente en el proceso de Astaná, están en posiciones contrarias por el aspecto de su postura básica. En caso de que Rusia permita y apoye un ataque del régimen contra Idlib, Turquía se enfrentará seriamente a una crisis migratoria que dará lugar que resulten dañados los nexos bilaterales. Similarmente, Turquía se opone a la adhesión de Crimea por Rusia y sus políticas contra los turcos crimeos. Además, la colaboración entre Turquía y Ucrania se está desarrollando en varios campos como la industria de defensa. Turquía no apoya las políticas de Rusia en la cuestión de Ucrania. Por último, aunque están desarrolladas las relaciones entre Turquía y Rusia, Turquía es un país de la OTAN.

 

 

 


Etiquetas: S-400 , Putin , Rusia , Turquía

Noticias relacionadas