Özil: "Soy alemán cuando ganamos y un inmigrante cuando perdemos"

Análisis de Can ACUN, investigador de la Fundación de Estudios de Política, Economía y Sociedad (SETA)

Özil: "Soy alemán cuando ganamos y un inmigrante cuando perdemos"

Özil: "Soy alemán cuando ganamos y un inmigrante cuando perdemos"

El racimo y la Islamofobia crecen cada día más en Europa. En Alemania, uno de los principales componentes de la Unión Europea (UE), se observa un proceso similar a los conceptos como en el pasado del Socialismo Nacional. La retirada del jugador alemán de origen turco Mesut Özil de la selección nacional alemana pone de manifiesto la normalización del racismo y la Islamofobia en Alemania.

Análisis sobre el creciente racismo e islamofobia en Alemania de Can ACUN, investigador de la Fundación de Estudios de Política, Economía y Sociedad (SETA) 

La foto que se sacó por Mesut Özil junto con el presidente, Recep Tayyip Erdogan, durante su visita a Inglaterra, se convirtió en una gran crisis por los medios de prensa, los políticos y la comunidad alemanes previo al Mundial 2018. Özil se sometió a las agresiones racistas por su foto con Erdogan, con quien ya conversaba en cada ocasión desde 2010. La estrella de la selección nacional germana se sometió a los insultos racistas y las amenazas por los partidarios. Özil, pese a esta situación, no se disculpó por su foto con Erdogan al contrario de la demanda del presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB) Reinhard Grindel.

El hecho de que los medios de prensa alemanes reportaron la eliminación de la selección nacional alemana del Mundial con la foto de Özil y que el presidente de la DFB responsabilizó a Özil por este caso fue la gota que derramó el agua del vaso.

En realidad, Özil, previo a su foto con Erdogan, se enfrentó a ataques e insultos islamofóbicos por su visita de Umrah.

Por su parte, Özil rompió el silencio y emitió un manifiesto compuesto por tres partes. Realmente, este manifiesto emitido en inglés por medio de Twitter con una gran valentía por Özil puso de manifiesto obviamente el punto final del racismo y la Islamofobia en Alemania: "Soy alemán cuando ganamos y un inmigrante cuando perdemos".

Mesut Özil, en realidad, se convirtió en el Mohamed Alí del fútbol con su manifiesto. Özil, criticando duramente contra Alemania y especialmente contra la DFB, ha sido la voz de la minoría turca y musulmana que vive en Alemania.

En su manifiesto, subrayó el racismo y el doble estándar en Alemania y además resaltó que tiene un corazón que late tanto para Turquía como para Alemania.

La defensa de Özil de su foto que sacó con el presidente Recep Tayyip Erdogan y su explicación clara de que ha sido objeto de ataques racistas a pesar del éxito que ha logrado para Alemania, en realidad representan los pensamientos y sentimientos de los turcos que se habitan en Alemania. En verdad, especialmente los ciudadanos de origen turco que viven en Alemania felicitaron a Mesut Özil como un héroe.

Aunque el manifiesto de Özil ha sido una voz para los turcos y musulmanes en Alemania y ha expresado sus pensamientos y sentimientos, ¿por qué es importante que un futbolista o un diputado no representa los pensamientos y sentimientos de las minorías turca y musulmana?

El hecho de que los diputados nacidos en Turquía en el parlamento alemán y los partidos políticos en Alemania no puedan representar a las minorías turca y musulmana y que no estén preocupados por sus problemas, es un gran problema para Alemania. Por un lado, el racismo y la Islamofobia aumentan día a día en Alemania, por otro lado, no hay diputados que representen a turcos y musulmanes en Alemania.

Debido a esta situación contrastiva en Alemania, Turquía necesita adoptar una política más eficaz y activa en Alemania para proteger los derechos de los turcos y musulmanes que viven en Alemania y para darles confianza.

El hecho de que Turquía haga sentir su presencia en la sociedad alemana y luche por los turcos y musulmanes en Alemania, animará a los turcos y musulmanes en este país y surgirán nuevos Mesut Özil que golpean las realidades en la cara de la sociedad. Si Turquía no puede implementar una política eficaz y activa en Alemania, los turcos y musulmanes en Alemania cada vez se enfrentarán al aumento del racismo y la Islamofobia en la sociedad alemana.



Noticias relacionadas