El idioma amenazante utilizado por EEUU orientado a Turquía

El lobby evangelista en la administración estadounidense y los reflejos de este lobby a las relaciones turco-americanas

El idioma amenazante utilizado por EEUU orientado a Turquía

El idioma amenazante utilizado por EEUU orientado a Turquía

La amenaza con sanciones del presidente norteamericano Donald Trump y el vicepresidente Mike Pence a Turquía por motivo de la detención del cura norteamericano Andrew Brunson en Turquía, actualizó otra vez la realidad  de evangelismo en EEUU. Nosotros en este programa nuestro vamos a analizar el lobby evangelista en la administración estadounidense y los reflejos de este lobby a las relaciones turco-americanas. Presentamos la evaluación sobre el asunto del catedrático del Departamento de las Relaciones Internacionales de la Universidad de Atatürk, Dr. Cemil Doğaç İpek.

El cura estadounidense Andrew Craig Brunson se enjuiciaba  detenido a partir de 2016 con la acusación de hacer espía  y delito en nombre de las organizaciones terroristas FETÖ y PKK. En los días pasados  la detención de Brunson se convirtió en arresto domiciliario debido a los problemas sanitarios. Ante esto desde EEUU a nivel más alto vinieron declaraciones que amenazan a Turquía con sanciones. Primero el vicepresidente, despues el presidente Trump, hicieron declaraciones de que harán sanciones amplias a Turquía en el caso de que no se haya liberado Brunson. Brunson es un misionario evangelista. Por esta razón el suceso Brunson a pesar de que es político tiene un fondo “teo-politico”. La administración estadounidense determina política en la orientación de los evangelistas que toman votos en forma de bloque.

Los evangelistas (los sionistas cristianos, la forma que se señala frecuentemente en la opinión pública) a través de Mike y otros miembros en la Casa Blanca, tienen una zona fuerte de impacto en la administración estadounidense. Los evangelistas cuyo número alcanza 20 millones en EEUU y la fuerza de influir a casi 100 millones de personas, durante los años pasados para ver a un Israel que amplía sus tierras, gastaron millones de dólares. Apoyaron a la migración a Israel de millones de judíos en Rusia, Etiopia y muchos otros países.  Donaron millones de dólares para la construcción de las nuevas residencias en las tierras palestinas ocupadas y la residencia de inmigrantes.

Son significativos los que fueron señalados relacionados con el asunto por parte de Dan Hummel a Washington Post. Según Hummel: “El idioma utilizado por Pence mientras expresa la relación EEUU-Israel de la Casa Blanca, se hace más distinto que el idioma que muestra continuidad histórica”. Pence no es el único nombre que intenta convencer a Trump a las cosas que los evangelistas consideran como una profecía que está en la Torá. Hay evangelistas radicales que tienen gran influencia sobre la administración de Trump.

Los sionistas radicales y los evangelistas en Israel, el asunto crítico es el alegato de que los restos pertenecientes a los templos I y II judíos están debajo de la Mezquita al-Aqsa, el tercer lugar más sagrado de Islam. La opinión evangelista cree en que el nuevo templo está establecido sobre estos  hallazgos antiguos. Los evangelistas alegan que esto será realizado por la profecía en la Torá. Según ellos tan pronto como se haya completado la construcción del Templo, se realizará la vuelta de Jesús Cristo.

Los evangelistas se alegraron mucho cuando EEUU reconoció Jerusalén como la capital de Israel. Así consideran que comenzaron hacer preparativos para la guerra en Armageddon. Piden continuamente este tipo de cosas a la administración estadounidense. Según ellos Jesús Cristo vendrá y pondrá todo en orden. Matando a Dajjal y los barbaros, parte de ellos son rusos, siendo el rey del mundo será soberano en abundancia y felicidad durante mil años. Según la creencia de los evangelistas ante todo esto, se tiene que realizar la profecía en la Tora. “Se tiene que unificar de nuevo el antiguo Israel para la llegada otra vez de Jesús Cristo a la tierra, se tiene que limpiar de otros herejes. ¿Todo esto parecen cosas no realistas y como locura?, ¿no? Ojala que fuera así. Ya que los evangelistas obtuvieron una serie capacidad de influencia sobre EEUU utilizando la posición de Mike Pence y la de otros.

Porn ultimoo a pesar de que no es muy evangelista personalmente, el presidente Trump intenta satisfacer a este grupo que considera como votos. Pero el vicepresidente Mike Pence es un total evangelista. El, da importancia a Brunson por motivo de su creencia. Y Trump por su parte, más por motivos políticos, continúa la lucha de la liberación de Brunson. Está claro que todos estos adelantos no coinciden con la negociación sincera realizada entre el presidente de Turquía y Trump en la reunión de la OTAN en Bruselas tras el 24 de junio. Según las informaciones reflejadas a los ambientes políticos, el presidente Trump en realidad quiere superar los problemas entre dos países estableciendo relación directa con el presidente Erdoğan. Pero alrededor de Trump hay un círculo muy fuerte evangelista-neo- con. Ellos obteniendo cada oportunidad que tienen, intentan impedir a Trump que no establezca relación con Erdoğan.

Por otra parte, con el suceso de Brunson fue clara “la crisis cubierta” que surgió entre EEUU y Turquía en muchos campos. Se puede profundizar más la depresión de confianza presente y la crisis entre Turquía y EEUU. Otro detalle que emerge en este punto es la realización de la declaración de Trump antes de la negociación de Erdogan con los presidentes de Rusia y China en Sudáfrica que Erdoğan estaba para la reunión de BRICS. Además no hay que ignorar la influencia del paquete de crédito de 3,6 mil millones de dólares que declaró el ministro de Tesoro y Hacienda, Berat Albayrak que obtuvieron de las instituciones de finanza chinas.

En el punto llegado, no es difícil que Turquía y EEUU inicien nuevos procesos para solucionar los problemas presentes. Ya que esto no es el primer accidente. Pero la continuación del uso de idioma de amenaza por parte de Trump, fortalecerán mas los sentimientos anti-Americanos que aumentaron en Turquía a partir del 4 de julio de 2003, del Suceso de Süleymaniye. Hasta las elecciones en noviembre la administración Trump tiene que mantener bajo control la carga y la presión evangelistas sobre su espalda. Si no EEUU puede encararse con el riesgo de perder su aliado más grande en la zona.

Hemos presentado la evaluación sobre el asunto  del catedrático del Departamento de las Relaciones Internacionales de la Universidad de Atatürk, Dr. Cemil Doğaç İpek.



Noticias relacionadas