América Latina y la Intentona Golpista del 15 de julio

Hay necesidad para los estudios y esfuerzos detallados para relatar la intentona golpista del 15 de julio en América Latina. Pero será más eficiente planificarlo con formas más creativas en vez de utilizar las instituciones y organizaciones tradicionales

América Latina y la Intentona Golpista del 15 de julio

Actualidad de América Latina / Capítulo 18

Autor: Mehmet Özkan *

 

Hay que considerar por dos aspectos en el contexto latinoamericano, la intentona golpista del 15 de julio. Lo primero es el punto de vista de los musulmanes de América Latina al caso y lo segundo es la política de los países latinoamericanos. Muchas personas escribieron y compartieron sus observaciones sobre la percepción de la intentona golpista del 15 de julio en muchos países musulmanes pero especialmente desde el punto de la vista de los musulmanes que viven en las geografías lejanas como América Latina, el 15 de julio simboliza un punto de cruce muy de serio. Los musulmanes habitantes del continente antes del 15 de julio tanto le querían a Erdogan como tenían una simpatía con sus hechos, también al mismo tiempo tenían una relación a un nivel fijado con las ramificaciones de la estructuración de FETÖ en el continente. Aunque esta relación tenía una perspectiva de ‘¿quién nos puede beneficiar?’ entre los musulmanes de manera elitista y pragmatista como es muy adecuado al estilo de FETÖ. Cuando miramos desde el pasado hasta hoy ¿qué tipo de consideración debemos tener sobre la relación entre América Latina y FETÖ? ¿Qué debe hacer Turquía?

Para los musulmanes de América Latina las fechas como el 7 de febrero y el 17 y 25 de diciembre no significaron nada. Su motivo principal es que la mayoría de ellas no pudieron captar el motivo, el detalle y el contexto de este conflicto que seguía aumentando en Turquía. Además las posturas de los miembros de FETÖ como si tuvieran estas fechas no relación con ellos, las propagandas y esfuerzos de convencer duramente, no crearon una duda en contra de los miembros de FETÖ. Sin duda que algunas personas que estudiaron muy de cerca, se enteraron de que fueran una parte de la agenda diferente de ellos, no habló nadie o solamente consideraron que fuera una estimación.    

Ocurrió el 15 de julio durante hubo un confuso de esta manera. En aquel día fue muy largo para los musulmanes latinoamericanos como otros musulmanes en diferentes partes del mundo. Se comunicaron con sus compañeros para poder recibir noticias desde Turquía. Siguieron muy de cerca los recursos de noticias confiables en árabe y la mayoría de ellos rezó. Aunque no fuera posible entender que los de FETÖ estuvieron detrás de este complot, pero seriamente hubo una consideración que ellos fueron los responsables. Hubo algunas anormalidades ocurridas en aquella noche histórica en América Latina. Por ejemplo pidieron la opinión de estos miembros de FETÖ porque ellos son los miembros de esta estructuración en el continente que tienen la única relación con los musulmanes. Muchos líderes religiosos recibieron la misma respuesta como si saliera de la misma boca: el caso fue un teatro y un golpe militar hecho por el presidente Erdogan contra sí mismo. En los días siguientes esta propaganda de los fethullahistas que dieron las valoraciones similares a los medios de comunicación y al occidente sirvió para algo en los primeros días pero en tiempo todo el mundo captó que fueron ellos los autores reales de este crimen.

Los miembros de dicha estructuración en el continente ya casi no tienen relación con los musulmanes. Aún no vienen a las mezquitas, claro en el pasado tenían una relación con las mezquitas para abusarlas pero tenían una relación física. Actualmente la aproximación principal de este grupo es alejarse de los musulmanes y posicionarse en la cercanía de los autorizados estatales.

Los musulmanes realizaron el comportamiento mejor de información sobre Turquía en el continente. Según mis observaciones los líderes religiosos hicieron su preferencia de antemano sobre FETÖ. Su simpatía para Turquía y Erdogan es más allá que nuestras estimaciones. Esta simpatía aunque se unifica con la ausencia de ningún líder considerable en el mundo árabe, las labores de nuestro presidente que pone separado en lugar especial la dignidad de los musulmanes, dibujó una imagen diferente de Turquía en un mundo musulmán devastado. Sienten la atmósfera de casa, por cada vez llegan a Estambul y esta gente sigue muy de cerca cada paso tomado por Turquía, son los servidores voluntarios de nuestro país.

Son las partes de izquierda que pueden relatar mejor el 15 de julio de Turquía en América Latina. Sus similares fueron perpetrados en 2002 contra Hugo Chávez y contra Rafael Correa en 2010 en Ecuador. Después de la salida del pueblo en cada dos ocasiones el golpe fue impedido. Sería más importante relatar la historia del 15 de julio de Turquía en el continente, sobre estas experiencias en aquellos países que son las fortalezas de la vena izquierdista. Serán muy importantes los artículos, las conferencias en comunes que comparan estas dos ocasiones en el continente donde hay poca información sobre Turquía. Claro que no solamente hay izquierda en el continente. Sería un marco más importante si se relaciona la dimensión humanitaria, su salida política, la tradición de golpes en el continente, la realidad de golpes su pasado fuerte, en aquellas relaciones establecidas con otras partes políticas. Hay necesidad para los estudios y esfuerzos detallados para relatar el 15 de julio en América Latina. Pero será más eficiente planificarlo con formas más creativas en vez de utilizar las instituciones y organizaciones tradicionales.  

 

* Es la evaluación del Asistente Doctor Mehmet Özkan el académico de la Academia de Policía y el Coordinador de América Latina de la Agencia de Colaboración y Coordinación Turca (TIKA)



Noticias relacionadas