Identidades destrozadas

¿A dónde arrastran la humanidad las pertenencias que se destrozan cada vez más?

Identidades destrozadas

Identidades destrozadas

Perspectiva Global 6

Prof. Dr. Kudret BÜLBÜL*

Teniendo en cuenta nuestra época y los sucesos que presenciamos, distinguimos que todos estos nos recuerdan la época antes de la Primera Guerra Mundial. Si no se sacan enseñanzas de los experimentados, se dice que “la historia se repite”.

Hace justo el siglo, las nuevas identidades y las nuevas pertenencias casi devastaron el mundo. Se inició guerra contra las identidades emperadores. Aparecieron identidades desarraigadas, nuevas, sin fecha y creadas de cada geografía. Eventualmente se dispersaron periódicamente todos los imperios, incluso otomano, británico y austrohúngaro.

Por desgracia, el mundo no puede deshacerse de los problemas provocados por la Revolución francesa y el nacionalismo. Esta enfermedad sigue envenenando gradualmente a todo el mundo. No bastan dos guerras mundiales que sufrió el mundo. Todavía esta fantasma ocurre en todos los países.

Cuando observamos nuestro alrededor, presenciamos una situación semejante antes de la Primera Guerra Mundial. Los Balcanes, Europa Oriental y Oriente Medio destrozados y una España en camino de destrozar…

No sólo son los estados que se desintegran o están en camino de desintegrarse. Todas las geografías se están convirtiendo o se están haciendo convertir en los campos dispuestos a explotarse con las pertenencias atomizadas y las identidades mortales recién creadas. Con la expiración de la época de los imperios, el mundo no ha encontrado paz con las nuevas identidades y nuevos estados. Al contrario, todos los países con más piezas se encuentran en un estado más desprotegido en contra de los ataques de los actores globales e imperialistas.

¿A dónde arrastran el mundo las pertenencias que se destrozan más? ¿Dónde acabará la desintegración étnica y sectaria?

De hecho, la humanidad sabe muy bien esta situación. Se sabe muy bien el estado de la humanidad que se esclavizó y que se vendió y se compró por tierra en la época de feudalismo de Europa.

¿Cuánto y qué tan lejos pueden mover libremente las personas en la época de los beylicatos de Anatolia antes del Imperio Otomano?

¿Qué podrá hacer ganar más la desintegración de los estados, identidades y pertenencias más que dificulta la vida cotidiana por el aspecto de economía, comercio, salud, educación y viaje?

El humano se queda sólo más cuando se desintegran las identidades gigantes que socializan el humano y que hace sentir como una pieza de las partes de las mayores sociedades. Esta situación provocaría muchos problemas de seguridad, junto a los problemas psicológicos, sociológicos y patológicos. Las redes criminales y las organizaciones terroristas con las que todos los estados pueden hacer frente difícilmente, son las organizaciones terroristas a solas o compuestas de grupos pequeños.

¿Qué es peligroso más que los grupos pequeños o un humano que crean un valor solamente sobre sí dentro de un globo pequeño o un humano aislado de todos los valores con las identidades y pertenencias destrozadas y atomizadas?

¿Ya no es basta el precio pagada de nuestra geografía, la humanidad y del mundo? ¿Cuánto pagarán más las naciones y geografías inocentes desintegrándose más para un racismo étnico y sectario? ¿Cuánto se engañarán más por el juego “divide y dirige” de los focos de la maldad globales? Este racismo étnico y sectario no es racional, ni humanitario, ni moral y ni islámico.

Entonces, tenemos que decir y gritar como el famoso poeta turco Necip Fazıl Kısakürek: “Paren las multitudes, esta calle es un callejón/Y levante mi brazo como unas tijeras”. Debemos crear una visión y una idea que asegurará la integración más en lugar de desintegrar y destrozar más para la humanidad. Necesitamos más compartición, una postura y una virtud moral y principada en lugar de egoísmo. Debemos atribuir más sentido a los valores globales, humanitarios, morales e islámicos y a vivir en paz y prosperidad. Debemos desarrollar políticas al respecto.

¿Pero cómo?

De hecho, las respuestas se saben, pero es difícil de aplicarlas. Deben ponerlas en marcha con paciencia.

Primero todos los países deben seguir unas políticas más circundantes contra los diferentes grupos étnicos, ideológicos, sectarios y religiosos dentro de sí. Si siguen, deben insistir en estas políticas al pasar por alto a los ejemplos erróneos y las condenas. Con la expresión del derviche Yusuf Emre; “Debe ser agradable a la creación más que el Creador”.

Se puede seguir este tipo de políticas, pero no bastan, por eso el segundo es más importante: los derechos internacionales y los derechos y libertades fundamentales no deben ser utilizados como un aparato de política exterior. Los focos de maldad, que consideran todo en algunos países como un aparato estratégico, no deben considerar las diferencias en otros países como el método más barato de dañar a dichos países. Estas diferencias no deben considerar como un aparato de guerra para golpear a esos países. Los países, que albergan diferentes identidades y culturas dentro sí, deben estar alerta contra este tipo de objetivos de los actores globales. No deben arrastrar a su propio pueblo al brazo de estos actores con aplicaciones erróneas.

Yo sé que mis expresiones se consideran solamente como un deseo para muchas personas por el aspecto de la política real y la política exterior basado en intereses de hoy. Los que consideran así tienen razón por los objetivos y las aplicaciones de los actores imperialistas globales. Entonces ¿No hacemos ningún llamado basado en valores diciendo que esto es lo que es la política real del mundo actual? ¿No invitamos a la humanidad a la bondad común para todo el mundo? No debe olvidarse que sin duda hay una parte prudente bastante importante en el interior y exterior del estado en cada país a pesar de que no son capaz de determinar las macro-economías. Y siempre ganará la buena gente a largo plazo.

Prof. Dr. Kudret Bülbül, decano de la Facultad de las Ciencias Políticas de la Universidad de Yıldırım Beyazıt en Ankara

 

 



Noticias relacionadas