Discutir las fronteras

Si resistimos a los proyectos nuevos sangrientos del occidente para las fronteras del Oriente Medio y de Siria, sus planes no funcionarán

Discutir las fronteras

Discutir las fronteras

Excepto de unos países como la República Checa, Eslovaquia, Sudán del Norte y del Sur, las fronteras de casi todos los países mundiales se establecieron a consecuencia de las luchas grandes, los conflictos y las guerras. Mejor dicho, las fronteras de los estados se determinaron con la sangre.

Les presentamos la evaluación del autor investigador Erdal Şimşek sobre el asunto.

¿Pero si fue necesario o no? En teorías no fue necesario. El concepto del Estado mientras comenzó a utilizarse en el siglo XVI en el Occidente, desde hace miles de años estaba en vigor en el Oriente. Porque en los documentos de miles de años de los turcos y los chinos hay un montón de materiales sobre el concepto del estado. No hubo este concepto en el mundo occidental hasta la Edad Media. En este mundo la soberanía política se pronuncia basando en la propiedad territorial. En aquel entonces el estado se expresó con las palabras como ‘tenv’ o ‘te/ra’ que significan en la tierra. La palabra de Estado, por primera vez fue utilizada en Italia en Europa durante el siglo XV. Aquí el concepto fue utilizado para expresar la estructura de la organización política de una comunidad determinada. Después de Italia poco a poco comenzó a utilizarse este concepto en otros países occidentales. En el siglo XV el mundo occidental ya explicó el concepto de la soberanía política completamente con ‘el estado’.

El estado en el Oriente mientras se transformaba en el imperio viviendo su expansión del estatuto, el mundo occidental se regaba siempre con la sangre en sus fronteras. Hay un futuro malicio y un pesimismo en todas las utopías establecidas en el mundo occidental donde el concepto estatal es muy sangriento. Hay una ficción siempre oscura para el futuro en el mundo occidental desde la literatura hasta los documentos políticos. Son muy asustadores todos estos documentos llamados como distopia, el futuro oscuro que es contraparte de utopia. Todas las teorías futuristas políticas desde Fukuyama, Brejinski hasta Soros, basan en las fronteras organizadas con la sangre.

Las fronteras actuales se disuelven con la sangre. Después se establecen nuevas fronteras. El número de las fronteras del Occidente en el futuro abundan con la sangre sin la interacción política, cultural o geográfica. Las distopias occidentales como las musas de inspiración de los documentos futuristas políticos, son más asustadoras. Cuando observamos los documentos y las novelas cultas de esta rama literal, parecen que preparan las personas como los candidatos de seres pesimistas en el futuro oscuro, destruyendo todas sus esperanzas.

Desde ‘Nosotros’ de Yevgeny Zamyatin hasta ‘Silo’ de Hugh Howey, ‘Chica Fictiva’ de Paolo Bacigalupi, ‘Despierta el Dueño’ de G. Wells, ‘1984’ y ‘La Granja de los Animales’ de George Orwell, ‘Fahrenheit 451’ de Rad Bradbury y ‘El Nuevo Mundo Valiente’ de Aldous Huxley, en decenas de documentos se establece paso por paso en la subconsciencia de la persona, los mundos oscuros de un mundo oscuro.  

Parece que con los documentos de futuro oscuro, la humanidad alejándose de su carácter paso por paso se transforma en una piedra establecida a este camino hacía este mundo. Hoy la una de las características más comunes de todos los componentes de las instituciones que toman decisiones creando el mundo del futuro en los países pioneros que transforman el mundo en un baño de sangre, es que son los adictos y perseguidores de estas distopias. Escriben los nuevos ejemplos de estas distopias tanto literal como políticamente. Aunque cambien las estructuras políticas, las masas en los sistemas democráticos que tiene una participación social, estas instituciones impiden la representación política del pueblo de una manera. Poco tiempo después de impedirlo, toman bajo su control. Su último ejemplo ocurrió en los EEUU.

El presidente estadounidense Trump durante su campaña electoral destacó que se renunciaría de las políticas expansionistas y pro-violentas de la administración de Obama: ‘Vamos a producir las políticas interiores para los EEUU. Vamos a reducir los gastos militares y el número de las bases mundiales’. Trump además en su propia cuenta de Twitter, declaró que la banda terrorista DAESH fue establecida por la administración estadounidense. Pero después borró este mensaje suyo. Pero Trump cuando llegó al poder paso por paso entró bajo la influencia de los dichos políticos del ex régimen. Aún con un paso más adelante que Obama, transformó muchos lugares del mundo en especial el Golfo Pérsico en un arsenal. No tomó un mínimo paso atrás desde las políticas severas de Obama en contra del gobierno venezolano.

Será una coincidencia muy interesante que además de Turquía, Venezuela resiste a los cambios sangrientos fronterizos forzados por el nuevo orden mundial. Mientra la una es la cultura antigua del oriente, la otra es la cultura mística de América Latina. No es una coincidencia por el aspecto de esta resistencia, la cercanía de la cultura latina con el oriente desde el punto de vista humana. Y desgraciadamente los EEUU sigue sus presiones contra estos dos países con diferentes métodos.

Es solamente un ejemplo pequeño de las presiones unilaterales delos EEUU, el caso de Reza Zarrab que es completamente un medio de pedir cuentas sin basar en la razón y las pruebas jurídicas en contra de Turquía.

El nuevo orden mundial nos fuerza las fronteras sangrientas. Pero nosotros no vamos a derrotarse por estas presiones. Porque la cultura del oriente es antigua.  

La cultura oriental se identifica con el lugar a donde toma su paso. No destruye y transforma como el occidente. Por ello son antiguar las fronteras del oriente. No es una coincidencia claramente que tiene centenares de años las fronteras de muchos países orientales no mezclados por los occidentales. Algunas de ellas datan de miles de años. Claro que ocurrieron las guerras en nuestras fronteras pero nuestras fronteras se determinaros por la geografía, las personas y la cultura. Por ello si resistimos a los proyectos nuevos sangrientos del occidente para las fronteras del Oriente Medio y de Siria, sus planes no funcionarán. Podemos romper este juego con nuestra tranquilidad amplia y nuestra sabiduría.



Noticias relacionadas