Vodafone Park, el estadio del Beşiktaş

El Vodafone Park con una capacidad de 43.500 espectadores es mucho más que un estadio

Vodafone Park, el estadio del Beşiktaş
Vodafone Park, el estadio del Beşiktaş
Vodafone Park, el estadio del Beşiktaş

El Vodafone Park con una capacidad de 43.500 espectadores es mucho más que un estadio.

Vodafone Park, el estadio del Beşiktaş

El Vodafone Park es un estadio multiusos en el distrito de Beşiktaş que alberga al equipo de fútbol Beşiktaş J.K. El estadio fue construido en el sitio de la antigua casa del Beşiktaş, el estadio BJK İnönü. Tiene una capacidad de 43.500 espectadores y alberga 144 suites ejecutivas y un "Salón 1903" que reúne a 1.903 espectadores en total. El nuevo estadio también cuenta con 2.123 metros cuadrados de restaurantes, 2.520 metros cuadrados de restaurantes en la terraza y una capacidad de aparcamiento VIP de 600 vehículos.

Las obras de demolición en el estadio BJK İnönü comenzaron en junio de 2013, y el nuevo estadio fue diseñado DB architects. El antiguo estadio fue demolido, a excepción del stand Eski Açık, ya que este stand y sus torres son considerados monumentos históricos. El stand de Eski Açık se reorganizó para que se asemejara a la apariencia de un antiguo anfiteatro. El nuevo estadio pretende estar en armonía con el paisaje natural e histórico del Bósforo cuando se ve desde el mar.

El estadio cumple los criterios de la categoría UEFA 4, el más estricto en el ranking definido por las regulaciones de la Unión de de Asociaciones Europeas de Fútbol para la infraestructura de estadios. Vodafone Park difiere de los estadios modernos en 3 objetivos de diseño impuesto por las autoridades y la naturaleza de la obra. Gracias a estos objetivos de diseño, la arquitectura del estadio refleja la historia y el patrimonio del club.

El primer criterio se deba a la existencia muy cerca del estadio del Palacio y la Mezquita de Dolmabahçe asú como de Bósforo. El Alto Consejo Turco de Monumentos exigió una proyecto que se ajustara a la zona histórica circundante. La mayoría de los diseños arquitectónicos propuestos en el concurso para el nuevo estadio eran estructuras modernas, con revestimiento exterior brillante hecho de metal o vidrio. Por lo tanto, para lograr el primer objetivo de diseño, una arquitectura de coliseo fue propuesta y aceptada por el alto consejo.

El segundo criterio fue que en los estadios modernos la altura de las gradas está en su mayoría en el mismo nivel. Dado que el emplazamiento de la obra de Vodafone Park es demasiado estrecho y rodeado de carreteras, la altura de las gradas disminuye específicamente en las esquinas y se ensancha en los bordes. La elevación variable crea una forma de onda en los soportes y da una apariencia tradicional. La altura del lado este es muy baja, lo cual es otro objetivo de diseño impuesto por el alto consejo para no afectar la silueta del Bósforo.

Y el tercer criterio de diseño fue que la mayoría de los estadios de fútbol modernos son en su mayoría cuadrados o rectangulares con esquinas redondeadas. Para ser fiel a la arquitectura anterior, que fue diseñada en 1939 y coherente con el resto de las dos torres históricas del antiguo estadio Inönü, Vodafone Park tiene una forma elíptica. El diseño propuesto repite la misma idea de simetría perfecta alcanzada en 1939 al extender el arco principal entre las dos viejas torres a través de toda la estructura.

El proyecto del nuevo estadio tiene como objetivo asegurar un bajo impacto ambiental a través del uso de tecnologías avanzadas. Este estadio “inteligente” se ha construido para reducir el consumo de energía mediante la reducción de los residuos, la optimización de los recursos disponibles y el uso de fuentes de energía renovables. El concepto de Green Building de Vodafone Park garantiza procesos ecológicos y eficientes en cada etapa de la construcción, mantenimiento, renovación o incluso la demolición para buscar el mínimo impacto posible en el medio ambiente. Por ejemplo, todas las piezas de hormigón y metal del antiguo estadio BJK Inönü han sido separadas y reutilizadas.

El estadio producirá la electricidad que necesita utilizando energía solar capturada a través de paneles fotovoltaicos que pueden producir 500 kVA por año. Esto corresponde a un consumo anual de electricidad de unos 100 hogares medios y un ahorro de CO2 de alrededor de 250 toneladas. El estadio almacenará el agua de lluvia en cisternas para usarla más tarde para regar el terreno de juego. Estas fuentes de energía alternativas están dirigidas a ayudar al estadio a cumplir los criterios dictados por el Protocolo de Kioto.

 

(Fotos: DB architects)

- Programa preparado por el arquitecto Santiago Brusadin - 



Noticias relacionadas