Era del terrorismo y la hipocresía

El PKK tiene una historia larga que toma como blanco a las personas no relacionadas con una guerra, los políticos y los profesores

Era del terrorismo y la hipocresía

Era del terrorismo y la hipocresía

Un artículo por İbrahim KALIN

Un grupo de terroristas el 9 de junio en la circunscripción Kozluk de Batman descargó explosivos en un coche robado, disparó al coche del alcalde de Veysi Işık y explotó un coche bomba en las proximidades de un puesto de control de gendarmería. A pesar de que salió ileso el alcalde Işık, perdió la vida la profesora de música Şenay Aybüke Yalçın (22 años) a consecuencia de los disparos y cayó mártir el soldado Soner Fazlıoğlu.

El último ataque terrorista del PKK fue ignorado por los medios de comunicación internacional mayoritariamente. Excepto de unos recursos de noticias en inglés en Turquía y Daily Sabah, nadie mostró interés a la muerte trágica de la jovencita. Porque el caso ocurrido no fue adecuado a la percepción expandida sobre el PKK y el YPG la ramificación de la banda terrorista en Siria. Los que no pierden ninguna oportunidad para prestar sermones sobre la importancia de las negociaciones y el diálogo en la lucha antiterrorista de Turquía justificando al PKK, no sintieron la necesidad de declarar un mensaje de pésame o condenación del ataque vil. El esfuerzo de diálogo y negociación es una aconseja nunca pueden dar por parte de la prensa internacional a los países occidentales en sus luchas en contra del terrorismo de DAESH o Al Qaeda. Esta realidad nos recuerda que vivimos en la era de hipocresía y el terrorismo llena de los dobles estándares que nunca nos confrontamos en ninguna etapa de la historia.

El PKK tiene una historia larga que toma como blanco a las personas no relacionadas con una guerra, los políticos y los profesores. La banda asume la responsabilidad de la masacre de más de 150 profesores desde 1984. Los ataques en contra de los profesores tienen objetivo para sacudir la autoridad estatal, impedir las oportunidades escolares de los niños kurdos y hacer renunciar a otros profesores para que no encontraran trabajo en las ciudades del este y sudeste de Turquía.  Aún algunos de los ataques más trágicos del PKK tomaron como blanco a los profesores y los empleados de educación. En el primer día de las escuelas en septiembre de 1994, secuestró a 6 profesores estatales desde sus casas para ejecutarles en el centro de Tunceli y forzó al pueblo local para que viera estas masacres. Un mes después fueron matados por los terroristas, cuatro profesores por los terroristas del PKK en la circunscripción Tekman de Erzurum. Sin duda que estas noticias fueron reflejadas a los medios de comunicación. Pero nunca jamás no obtuvieron un nivel máximo en las memorias de las personas porque no coincidían con ‘la hipocresía que cuentan de los terroristas del PKK como si fueran buenos, liberales y humanistas que luchan en contra de DAESH’.

El PKK perpetró muchos ataques en contra de las fuerzas de seguridad sin armas que no se consideran como guerreros en el derecho internacional. Excepto de estos ataques el PKK mató cruelmente a 33 soldados sin armas sobre la carretera de Bingöl y Elazığ en el este de Turquía en 1993. En noviembre de 2016 en el ataque con coche bomba perpetrado en contra de un cuartel militar en Kayseri murieron 13 soldados y otros 36 resultaron heridos. Elogiaron este ataque los órganos de propaganda de la banda que difunden en los países como Austria y Alemania. Cuando hablamos estos asuntos con los autorizados europeos, ellos prefieren esconderse detrás de la libertad de expresión. ¿Desde cuando se puede hacer la propaganda de la banda terrorista abusando la libertad de prensa? ¿Si los estados occidentales permiten el elogio del terrorismo con un cualquier tipo de pretexto?   

Claro que no. Además como ocurrió después de los ataques terroristas perpetrados en los EEUU y Europa, aumentarán sus medidas de seguridad para proteger a sus ciudadanos por motivos muy razonables y nadie les puede acusar por esta razón. Pero ¿Por qué debemos luchar en contra de los dobles estándares y la hipocresía cuando el turno le toca a la lucha antiterrorista de Turquía?

Por muchos aspectos así es la aproximación típica de ‘es bueno por el oriente’  (bon pour l'orient). El centralismo europeo profundamente influye y se expande en todas las venas del orden mundial actual. En esta aproximación el terrorismo solamente se considera como una cuestión de maldad que debe solucionarse urgentemente cuando les perjudica a los intereses occidentales. La cara fea del terrorismo cuando aparece en otros lugares, el tema pierde su importancia para el occidente. Pero así es una postura que dispara a su propio pie. Porque en una era cuando aumenta la dependencia recíproca, nadie puede disfrutar la seguridad si todos están de seguridad. La historia cerca del terrorismo debería darnos esta lección.

En los años anteriores los medios de comunicación del Occidente presentaron a los terroristas del PKK/YPG como un modelo ejemplar. Mientras continuaban en Kobaní los conflictos entre DAESH y YPG en octubre de 2014, la revista francesa Marie Claire fue criticada por elogiar a dos niños soldados de 12 y 14 años de edades, sacadas en los frentes del YPG. Los editores de la revista que verifican las edades de los niños, describieron estos niños soldados como las figuras impresionantes. Pero hoy también los estudios para dar una imagen nueva a los terroristas justificando sus crímenes. En un artículo publicado en marzo de 2017, Nueva York Times habla de las actividades de dos grupos terroristas como ‘kurdos seculares’ y ‘militantes de DAESH’ en Turquía sin mencionar el nombre del PKK. En otra noticia se alega que los líderes de la banda terrorista PKK sirven a la igualdad de géneros y son partidarios de dar misiones tanto a los militantes hombres como a las mujeres a fin de que mataran a los inocentes.  

La forma de dar lugar a la muerte de Şenay Aybüke Yalçın en la prensa o la ausencia de estas noticias son muy horrorosos con la expresión más suave. No reduce el tamaño de crímenes o les hacen artificiales a sus víctimas, la desgana del mundo para ver a los terroristas del PKK mientras matan a las personas que se confrontan o les abusan presionando. Lo peor es que la misma banda controla una zona al norte de Siria hoy. Conforme a las organizaciones como la Amnistía Internacional, la misma banda comete crímenes de guerra tanto en contra de los de origen no kurdo como a los kurdos opositores. Les fuerza para que abandonen sus hogares o les aprisiona. Claro que los medios de comunicación occidental hacen llegar estos temas a sus lectores con una forma pero estas noticias no se transforman en un dicho dominante de ninguna manera o no se transforman en una historia repetida por millones de veces en los ámbitos políticos, numerosos medios de comunicación para excavarles en las memorias de las personas.

Mientras ocurren todos estos, las profesoras como Şenay Aybüke Yalçın quien pone sonrisas en su cuenta social a fin de celebrar su nombramiento como profesora en Batman en octubre, continúan arriesgando sus vidas a fin de ofrecer un futuro más brillante a los niños que carecen de muchas cosas. Es nuestra responsabilidad de todos nosotros, en contra de la hipocresía de la historia de lucha antiterrorista, mantener sus estudios y hacer vivir sus memorias.

 

 

 



Noticias relacionadas