El 16 de abril: un día histórico por la democracia turca

El histórico día del 16 de abril ayudará al fortalecimiento de la cultura democrática del país y preparará el ambiente necesario a Turquía para que obtenga las habilidades más amplias mientras aborda los asuntos interiores y regionales

El 16 de abril: un día histórico por la democracia turca

El artículo del portavoz presidencial el señor Ibrahim Kalın publicado en Daily Sabah el 19 de abril de 2017

El 16 de abril millones de ciudadanos turcos votaron la enmienda constitucional que contiene la aplicación del sistema gubernamental presidencialista en vez del sistema parlamentario yendo a las urnas. En la votación popular realizada con una participación cerca de 86%, que es una cifra de récord y muestra la potencia de la democracia turca, un 51,4% de los electores utilizaron el voto de ‘sí’ apoyando la enmienda constitucional. Entonces fue abierta una página nueva en la historia moderna política de Turquía.

Hay unos resultados revelados por parte de la votación popular.

Antes de todo, la votación popular del 16 de abril fue un punto de cruce en la historia de democracia turca. Por primera vez el pueblo turco decide el sistema de administración no los golpistas. En 1960 fue derrocado el gobierno electo democráticamente de Turquía por parte de un golpe militar, fue eliminado el contacto de la posición presidencial con los partidos políticos y fue establecido un sistema parlamentario con deficiencias, que se enfocaba en producir los gobiernos de coalición débiles. Esta regulación institucional causaba que los herederos determinaran la política tomando bajo la garantía una debilidad de los electos con respecto al régimen de poder militar, la presión a los gobiernos que dimitieran o el derroque de los electos. Aunque Turquía tiene la estabilidad política bajo el liderazgo del presidente Recep Tayyip Erdogan desde 2002, siempre hubo el riesgo contra Turquía sobre la administración de los gobiernos de coalición fracasada. El pueblo turco garantizó la estabilidad próxima de su país aprobando la enmienda constitucional este domingo.

El pueblo turco cuando va a las urnas elegirá al nuevo parlamento y a su nuevo presidente quien será responsable directamente al pueblo. El próximo presidente que se elegirá como el jefe de la ejecución, tendrá que ganar el apoyo de la mayoría para dirigir al país. En el sistema nuevo el parlamento también tendrá las autorizaciones ampliar como aprobar leyes que se deben considerar por el ejecutivo, abrir interrogaciones en contra de los presidentes y aún destituirlo. En este sistema que oportuna un fuerte mecanismo de equilibrio y control, el parlamento y el presidente deben trabajar juntos a fin de asegurar un acuerdo en los asuntos principales.

Otro desarrollo revelado por la votación popular es así: en las zonas donde viven mayoritariamente los kurdos en Turquía, la campaña de ‘sí’ recibió el apoyo más que lo esperado. Según los resultados no ciertos, en Muş donde el Partido de la Justicia y el Desarrollo tomó solamente un 24,8% en las elecciones generales de 2015, un 50,8% de los electores apoyó la enmienda constitucional. Se observan algunos cambios similares en Diyarbakır, Siirt, Van y Mardin. Entre tanto esta situación mostró que el elector kurdo rechaza el terrorismo del PKK y la política de verificación de este terror por parte del Partido Democrático de los Pueblos (HDP).

La mayoría de los kurdos apoyan las reformas democráticas, las inversiones, el orden público y la lucha en contra del PKK. El presidente Erdogan y el gobierno que hace una división clara entre el PKK y los kurdos otra vez ganó la confianza del elector kurdo.  

Por último los medios de comunicación occidental y algunos gobiernos en Europa perdieron un prestigio mayor en Turquía. Los hechos de algunos gobiernos europeos durante la campaña electoral causaron una reacción fuerte y creó las cuestiones sobre el derecho de nuestras relaciones con Europa. Mejor dicho los líderes europeos apoyando solamente la campaña de ‘no’, no solamente intervinieron en el referéndum sino que impidieron la información de millones de electores turcos en el extranjero que apoyaron la enmienda constitucional entre ellos los ministros turcos.

Otra pregunta es sobre los doble estándares: si recordamos el apoyo de la UE al cambio de ley electoral para establecer la estabilidad política en Italia, el pueblo turco quiere saber el motivo de la oposición de Europa con toda su fuerza a los pasos similares a tomarse en Turquía. En aquel momento los medios de comunicación internacional fracasaron en estimar el resultado del referéndum y entender a Turquía. En vez de leer y entender cuidadosamente la moción de la enmienda constitucional, muchos reporteros y columnistas consideraron como ‘una oportunidad nueva para desprestigiar al presidente de Turquía’ el referéndum alcanzando algunos resultados desde el camino corto. Muchos lectores turcos que leyeron las noticias y los comentarios publicados en los periódicos occidentales, tuvieron la percepción de leer las papeletas distribuidas por la campaña de ‘no’. Al final el fracaso de los medios de comunicación internacional para informar las realidades, causó la presentación de un dibujo partidario y con prejuicios a la sociedad internacional. Esperamos que pueden ver que sus hechos realizados bajo el título de periodismo fue un activismo en realidad y perjudicaron a sus profesiones.   

Las delegaciones observadoras de OSCE y la Asamblea Parlamentaria del Consejo Europeo sufrieron también el mismo problema. En el informe principal declarado el lunes, fue alegado que el referéndum y ‘sus aspectos técnicos fueron dirigidos bien’ pero la campaña fue llevada a cabo bajo las condiciones no iguales. Entre tanto algunos miembros de la delegación, la autora de este informe, apoyaron claramente en los medios de comunicación social a PKK, considerado como la banda terrorista en Turquía y la UE, esta situación causó una duda seria sobre sus imparcialidades.

Es importante recordar que el apoyo dado al sistema gubernamental presidencialista llegó a 25 millones de personas alzando a más de 50% desde el nivel de 30% en los meses anteriores. Sin duda que muchas personas apoyarán la enmienda constitucional que consideran que el nuevo sistema en el próximo período cómo transforma nuestro futuro seguramente y sus beneficios por Turquía. Mientras se hacen los cambios legislativos para pasar al sistema gubernamental presidencialista por otro lado se podrán los pasos rápidos y eficientes sobre los casos interiores y regionales gracias al referéndum histórico del domingo.  

 



Noticias relacionadas