Conversaciones del presidente Erdogan en Diyarbakır

El mensaje del presidente Erdogan para abrazar a los kurdos como los miembros iguales de la república, caracteriza su política aplicada desde 2003 y esta situación continúa su importancia tanto por el referéndum del 16 de abril como por más allá

Conversaciones del presidente Erdogan en Diyarbakır

Conversaciones del presidente Erdogan en Diyarbakır

La visita realizada por el presidente Recep Tayyip Erdogan a Diyarbakır en el sábado, fue realizada en el marco de una historia política formada con las oportunidades y los desafíos. Hay consecuencias importantes del mensaje de abrazar a los kurdos como los ciudadanos iguales de la república, más allá del referéndum del 16 de abril.

El presidente Erdogan desde la primera visita hecha en Diyarbakır en 2005, tomó los pasos incomparables, no tomados por ningún líder más en la historia turca moderna. Hizo la separación clara entre el PKK y la comunidad kurda calificando a los kurdos como los componentes iguales e importantes de la nación turca. Aplicó las reformas necesarias para eliminar la prohibición aplicada sobre el idioma kurdo en las campañas políticas y en otros campos de la vida. Ofreció la urna de elecciones y la asamblea como la alternativa en contra del terrorismo del PKK. Como un primer ministro hizo las inversiones de millones de dólares para desarrollar los estándares de vida en los pueblos y las ciudades donde viven mayoritariamente los kurdos. Fue una parte importante de clave de la herencia política de Erdogan a abrazar a los kurdos como los ciudadanos iguales.

El presidente Erdogan en su discurso en Diyarbakır ha señalado: ‘Nosotros estamos dispuestos para caminar juntos y hablar cualquier persona con proyectos a plicar y la palabra a decir. Pero nuestra única condición es que no pueden llevar armas, no pueden buscar oportunidades para dividir el país y la nación’. Desde que el PKK acabó unilateralmente el proceso de paz en 2015, desde que el Partido Democrático de los Pueblos HDP desgastó su papel como un actor político potencial, el presidente dice que él propiamente llegará a los kurdos para solucionar sus problemas junto con los líderes de comunidades, las figuras políticas, los ciudadanos regulares, los hombres de negocios, las organizaciones no gubernamentales y otros.

Mejor dicho los kurdos no se pueden abandonar a la ideología marksista-leninista presionista o la misericordia del PKK. El PKK se califica como una banda terrorista por la Unión Europea y los EEUU, se califican con el terrorismo bárbaro no solo contra el estado turco sino que a los kurdos que no comparten sus ideologías. HDP se suicidó políticamente prefiriendo apoyar ‘la política de trincheras’ del PKK y arriesgó los servicios, el presupuesto, las oportunidades y el personal de los municipios obtenidos en los comicios municipales de 2014. No quedaron solamente como ilegales sus actividades sino que fue un golpe mayor en contra de la legitimidad política de HDP. La mayoría de los kurdos se fueron desilusionada por parte del PKK y HDP y esta mayoría oponiéndose a la presión pide la paz, la seguridad y la prosperidad.

El presidente dio la promesa de esta cosa exactamente en Diyarbakır: ‘Como no podemos imaginar Turquía sin que existan Estambul, Izmir, Trabzon, Antalya o Erzurum, no podemos imaginar una Turquía sin que exista Diyarbakır’. La República de Turquía es el estado de los turcos, árabes y otros, igual que los kurdos. Erdogan declaró claramente que mientras continúan las operaciones en contra del terrorismo, no ocurrirá ningún problema sobre la protección y la defensa de los derechos. A pesar del estado de emergencia declarada después de la intentona golpista del 15 de julio, hoy no hubo cambios en la aplicación de las reformas que aseguran beneficios para los ciudadanos kurdos. El gobierno mantiene las inversiones al distrito de Sur de Diyarbakır para reconstruir los campos devastados por los terroristas del PKK. 

El presidente Erdogan rechaza la política sucia del PKK mientras pone arma en su mano y habla sobre la paz. Erdogan rechaza el discurso de HDP en nombre de PKK antes de todo mientras alega que sería la voz de los kurdos. En realidad HDP nunca mostró la valentía para cuestionar y rechazar al PKK después y durante el proceso de paz iniciado por Erdogan. 

Ningún gobierno no aprobará ninguna decisión política de cualquier tipo que se enfoca en asegurar legitimidad para la lucha armada mientras apoya al PKK y se beneficia de los privilegios de la política del parlamento. Así es como aprobar sin cuestionar las demandas de reconocimiento político o la paz mientras continúan a su lucha armada IRA en Irlanda, ETA en España y FARC en Colombia.

Salvar a los kurdos de las manos de PKK no solo es aumentar sus estándares de vida y conocerles a sus derechos, sino que es protegerles en contra de la violencia y la tortura del PKK. La mayoría de los kurdos en las ciudades como Diyarbakır, Hakkari, Şırnak donde viven mayoritariamente los kurdos, dice que apoyan las medidas de seguridad últimamente tomadas en contra del PKK y los militantes de la ciudad porque les dan el sentimiento de esperanza para la normalidad y el futuro.

Los gobiernos europeos que se enfocan en utilizar los miembros del PKK en contra de Turquía asegurándoles el paso libre en sus territorios, no solo violan sus propios principios sino también aplican una estrategia que les vencerá. La administración estadounidense hace el mismo error apoyando al Partido de Unión Democrática (PYD) y las Uniones de Protección Popular (YPG) que son los sucursales del PKK en Siria, a fin de luchar en contra DAESH. Ya no es un secreto que el PKK abusa la guerra de Siria por sus objetivos regionales. La política para apoyar a PKK o sus distintas unidades en Europa o Siria, causará las consecuencias serias por la paz y la seguridad regionales.

 

Entre tanto la mayoría de los kurdos ya están hartos por considerarse como un aparato en contra de sus propios países por parte de los actores extranjeros. Están hartos de la postura de los medios de comunicación occidental que ignoran la postura de los kurdos en contra del PKK que toman en serio los portavoces del PKK y HDP en solitario. Rechazan la imagen kurda considerada como un aparato ideológico marksista-leninista en las manos de los agentes extranjeros que quieren una guerra de poder. Odian a los que defienden la agenda política del PKK en nombre de los kurdos.

Los sondeos muestran que los electores kurdos apoyan mayoritariamente al referéndum constitucional más que lo esperado. Así es natural por considerar los intereses como acabar el período de los gobiernos débiles de coalición del sistema, hacer ganar la energía para la economía y establecer un sistema de control y equilibrio más fuerte.  

 

El mensaje de Erdogan para asumir a los kurdos como los miembros iguales de la república, determinó las políticas de Erdogan y esta política continuará siendo importante en el referéndum del 16 de abril y después.


Etiquetas: Diyarbakır , Erdogan

Noticias relacionadas