El futuro de las relaciones entre Turquía y la UE a la sombra del 16 de abril

Han causado reacciones las actitudes antidemocráticas de Alemania y Holanda a las campañas de referéndum que quiso organizar Turquía para sus ciudadanos que viven en el extranjero

El futuro de las relaciones entre Turquía y la UE a la sombra del 16 de abril

El futuro de las relaciones entre Turquía y la UE a la sombra del 16 de abril

El efecto del referéndum, que se celebrará el 16 de abril en Turquía, continúa aumentando especialmente en los países de la Unión Europea. Han causado reacciones las actitudes antidemocráticas de Alemania y Holanda a las campañas de referéndum que quiso organizar Turquía para sus ciudadanos que viven en el extranjero. Se cancelaron uno por uno los encuentros con el pueblo turco que iban a realizarse en dichos países durante el período en el que la Unión Europea mostró acciones contrarias a los valores de democracia. Especialmente los maltratados a los ciudadanos de la República de Turquía, que se congregaron delante del Consulado General turco en Holanda, han pasado a la historia de estos países como una mancha negra.

Alemania, que es uno de los dos países de la Unión Europea y que muestra gran reacción contra las campañas de referéndum para los ciudadanos turcos en el extranjero, es el país donde viven más ciudadanos turcos entre los países de la Unión Europea y es el país a donde más exporta Turquía. Por eso, el hecho de que Turquía tenga relaciones cercanas en las áreas políticas, culturales, sociales y económicas con Alemania desde hace muchos años, la tensión política entre Turquía y Alemania en el último período se sentirá gradualmente en los próximos períodos también en las relaciones con la Unión Europea.

Se observa que la química de Holanda, que llama la reacción del mundo con sus posturas antidemocráticas en los últimos días, se está deteriorando debido a los grandes proyectos de Turquía en el área de energía y que Turquía se está convirtiendo en un “centro de comercio en la energía”, ya que la ciudad holandesa de Rotterdam ya es el centro de comercio energético de Europa, pero ahora pierde su posición.

El período de tensión entre la Unión Europea y Turquía, que comenzó con el problema migratorio, ha aumentado más con las campañas de referéndum. Los sucesos ocurridos antes del referéndum del 16 de abril han revelado concretamente la enemistad de Turquía de muchos países. En caso de que se diga “sí” en el referéndum, que es un paso importante en el camino de adoptar el sistema gubernamental presidencialista, y el hecho de que Turquía continúe su camino de manera más fuerte, molestan a muchos países, ante todo los países de la Unión Europea. Ya que Turquía ya no es un país que sabe y dirige la Unión Europea y que acepta todo lo que se dice. Además, Turquía está al borde de un importante cambio de sistema gubernamental.

Por lo cual, es inevitable que las posturas negativas sin sentido de los países de la Unión Europea a las campañas de referéndum del 16 de abril afecten a las relaciones Turquía-Unión Europea. En caso de que las relaciones con la Unión Europea, que es uno de los nuestros socios importantes en las relaciones comerciales y con la que tenemos una exportación de 48%, continúen a este nivel, llevará consigo un nuevo período por el aspecto de las economías de Turquía y los países de la Unión Europea. Siempre se pregunta cuando tiempo durará la aventura interesante de Turquía que hace esperar en la puerta de la Unión Europea desde los 1960 a pesar de ser un miembro de la Unión Aduanera desde el 1996.  La Unión Europea, que ha adoptado una postura diferente sobre la exención de visado, o será la antigua Unión Europea en el nuevo período o bien nos enfrentaremos a una estructura que no representa a la Unión Europea a diferencia de lo que hemos sabido.

A consecuencia no es correcto evaluar el tema en particular de Alemania y Holanda. El camino recorrido sobre la exención de visado, la unión aduanera y los refugiados en las relaciones Turquía-Unión Europea da pistas sobre el nuevo proceso que se enfrenta la Unión Europea. De hecho los cambios políticos en los países de la Unión Europea y la nueva encrucijada, que ha sometido la Unión Europea en 2008 y el después, nos muestran a dónde va la Unión Europea.



Noticias relacionadas