La difícil vida de los niños rohinyás en los campamentos de refugiados

Los hijos de musulmanes rohinyás, que dejaron sus hogares en Rakáin, Birmania, tras las masacres cometidas por el Ejército, siguen viviendo en duras condiciones en los campamentos de refugiados. Los niños que se mantienen alejados de muchas necesidades básicas, especialmente la educación y la salud, pasan su tiempo jugando con sus amigos a pesar de sus dificultades.​ (Muhyeddin Beyca - Agencia Anadolu). |

Los hijos de musulmanes rohinyás, que dejaron sus hogares en Rakáin, Birmania, tras las masacres cometidas por el Ejército, siguen viviendo en duras condiciones en los campamentos de refugiados. Los niños que se mantienen alejados de muchas necesidades básicas, especialmente la educación y la salud, pasan su tiempo jugando con sus amigos a pesar de sus dificultades.​ (Muhyeddin Beyca - Agencia Anadolu).

Los hijos de musulmanes rohinyás, que dejaron sus hogares en Rakáin, Birmania, tras las masacres cometidas por el Ejército, siguen viviendo en duras condiciones en los campamentos de refugiados. Los niños que se mantienen alejados de muchas necesidades básicas, especialmente la educación y la salud, pasan su tiempo jugando con sus amigos a pesar de sus dificultades.​ (Muhyeddin Beyca - Agencia Anadolu).


Etiquetas: Rakáin , Birmania , musulmanes rohingyás , rohinyás