Claudia Sheinbaum, primera mujer electa en gobernar Ciudad de México, asume el poder

La académica y activista Claudia Sheinbaum hizo historia al convertirse en la primera mujer electa para la Jefatura de Gobierno de Ciudad de México

Claudia Sheinbaum, primera mujer electa en gobernar Ciudad de México, asume el poder

México (EFE).- La académica y activista Claudia Sheinbaum asumió el poder como jefa de Gobierno de Ciudad de México ante el Congreso capitalino, convirtiéndose en la primera mujer en asumir el cargo gracias al voto popular, y anunció la supresión del cuerpo de granaderos (policías antidisturbios) de la capital.

"La policía está para cuidar al pueblo; no se requieren cuerpos para reprimirlo", dijo tras tomar posesión ante los 66 legisladores del Congreso de Ciudad de México y los 16 alcaldes que gobiernan en los diferentes distritos de la capital.

La Policía Metropolitana de Granaderos, conocida como "Agrupamiento Granaderos", es un grupo cuyo principal objetivo es el control de multitudes, además de ofrecer seguridad y vigilancia a bancos, reclusorios, pagadurías y sedes gubernamentales, así como patrullaje con equipos de trabajo, diligencias de lanzamiento y desalojos.

También se encarga de la seguridad y vigilancia de diferentes eventos deportivos de convocatoria masiva en Ciudad de México.

El grupo ha sido señalado en los últimos años por hacer uso excesivo de la fuerza y en ocasiones reprimir a manifestantes, como sucedió el 1 de diciembre de 2012 en la toma de posesión del presidente Enrique Peña Nieto, quien el sábado pasado entregó la Presidencia a Andrés Manuel López Obrador.

La nueva jefa del Gobierno capitalino anunció que el 1 de enero disolverá este polémico cuerpo y sus integrantes pasarán a formar parte de otros agrupamientos, tras recordar que este año se cumple medio siglo de la matanza perpetrada por fuerzas gubernamentales contra estudiantes en 1968.

"Lo primero que haremos es acabar con los abusos; a partir de hoy se restablece la democracia y la libertad política", aseveró Sheinbaum, quien prometió acabar con las persecuciones políticas, los abusos, la compra de votos y las privatizaciones de espacios públicos.

Acompañada de su mentor político, el presidente López Obrador, la nueva dirigente de Ciudad de México anunció que se restablecerán las reuniones diarias del gabinete de seguridad para estudiar los índices de criminalidad y tomar decisiones para erradicarla.

Prometió "labores de prevención" para que los jóvenes no caigan en el crimen organizado y "erradicar la corrupción" en las fiscalías y policías capitalinas.

"Si trabajamos duro, con contundencia, planeación y coordinación con el Gobierno federal (de López Obrador), podemos retomar el camino de la seguridad en Ciudad de México a corto plazo", aseguró en el bello edifico neoclásico del Congreso capitalino que antaño sirvió de sede del Congreso mexicano.

Asimismo, anunció grandes inversiones en el transporte público de la capital, así como la distribución de ayudas para facilitar el acceso a la educación y la ampliación de espacios culturales y artísticas para convertir la Ciudad de México en "capital cultural de América".

Sheinbaum, que gobernará hasta 2024, arrasó con 48 % de los votos en las elecciones locales del pasado 1 de julio, siendo la candidata del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena), de López Obrador.

Antes de acceder al acto, López Obrador dijo a un grupo de periodistas que con Sheinbaum "la ciudad va a estar en buenas manos" y señaló como prioridad combatir la violencia en la capital.

"Estoy contento porque Claudia me quita un peso de encima. Que ella gobierne la ciudad me da la oportunidad a mí de atender al resto del país", aseguró el presidente, quien dirigió la capital entre 2000 y 2005.

Entre los invitados de honor estuvieron Cuauhtémoc Cárdenas, primer jefe del Gobierno de la capital elegido popularmente y uno de los referentes políticos de Sheinbaum, así como Enrique Graue, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y la escritora Elena Poniatowska.

La nueva Constitución de Ciudad de México, que entró en vigor tras los comicios de julio, equipara por primera vez los poderes del Gobierno y el Congreso capitalinos con los del resto de los 31 estados mexicanos. EFE
 



Noticias relacionadas