¿Mayoría demócrata en Congreso de EEUU beneficiaría a los migrantes?

Los demócratas esbozaron un mensaje que giró hacia la apertura migratoria y la integración social con el fin de recobrar el control legislativo tomado por los republicanos desde el 2010

¿Mayoría demócrata en Congreso de EEUU beneficiaría a los migrantes?

Por: Santiago Serna

Este martes los estadounidenses acuden a las urnas para elegir a los políticos que ocuparán los 435 escaños de la Cámara de Representantes (equivalente a los diputados que representan a los distritos de cada estado); 35 bancas de los 100 escaños del Senado y a los 36 gobernadores estatales.

Para captar el voto popular, los republicanos adoptaron un discurso que pretende preservar los cambios y políticas alcanzadas a través de la presencia de Donald Trump en el poder. El proteccionismo socioeconómico y la conservación de una identidad que se considera puramente anglosajona y conservadora delinearon el discurso de los candidatos republicanos. 

Por su parte, los demócratas esbozaron un mensaje que giró hacia la apertura migratoria y la integración social, con el fin de recobrar el control legislativo tomado por los republicanos desde el 2010.

En este contexto, y bajo un fuerte ambiente de polarización política, la pregunta es: ¿Una mayoría demócrata en el Congreso de EEUU beneficiaría a los migrantes? 

En ese sentido, el profesor de economía de la Universidad de Rutgers (New Jersey), Arturo Osorio, le dijo a la Agencia Anadolu que esto dependerá de la agenda jurídica con la que los demócratas lleguen al Congreso. 

"Es posible que las conversaciones en el Parlamento con respecto a Daca, con respecto a la legislación de aceptación de inmigrantes, con respeto al Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) sea una prioridad para los demócratas. Todos estos elementos de los que hablo, que no han sido manejados por jurisprudencia y que hasta ahora fueron tratados por ordenes de la Suprema Corte, podrán revisarse para convertirse en leyes que favorecerán a los inmigrantes", aseguró Osorio. 

Así las cosas, el Estatus de Protección Temporal (TPS) que benefició a miles de migrantes de Honduras, El Salvador y Haití podría ser un tema preponderante en el debate parlamentario. 

"Si la Cámara de Representantes llega a ser tomada por delegados demócratas, va a haber mejores posibilidades de empezar a revertir las propuestas que ha hecho el presidente Trump. Las cosas no van a cambiar de la noche a la mañana, pero no van a ponerse peor", le dijo Ana Sol Gutiérrez, representante demócrata de la cámara de delegados, al diario Prensa Gráfica. 

Cabe recordar que el juez federal de Estados Unidos, Edward M. Chen, bloqueó la decisión del presidente Trump de eliminar el TPS para Nicaragua, Honduras, El Salvador, Haití y Sudán.

El mandatario de Estados Unidos le había indicado a más de 300.000 inmigrantes - 263.000 salvadoreños, 86.000 hondureños, 58.000 haitianos, 5.300 nicaragüenses y un millar de sudaneses- que se prepararan para salir del país norteamericano o buscaran otras alternativas migratorias legales. 

"Este es un momento crucial. Si los republicanos siguen al mando, las cosas van a seguir peor y la lucha por el TPS puede volverse más larga. Hemos visto que en los últimos días la campaña contra los inmigrantes es agresiva. No es que los demócratas sean los salvadores, pero han sido los que han apoyado a los inmigrantes", añadió Nelsis Umanzor, miembro de la Alianza Nacional por TPS. 

La importancia de la caravana migratoria en las elecciones 

En las últimas semanas, el presidente Donald Trump utilizó el tema de la caravana de unos 7.000 migrantes centroamericanos que partieron a mediados de octubre desde Honduras hacia Estados Unidos, como una plataforma política para atrapar el voto xenófobo. 

"Con respecto a este grupo de migrantes centroamericanos que buscan entrar a EEUU -explica Osorio- Trump supo redoblar sus críticas contra ellos y optó por manejar un discurso de preservación de la identidad. La relevancia de la caravana migrante en el marco de las legislativas no pasa por su inminente llegada en un futuro cercano a la frontera entre México y EEUU, sino por lo que representa la promesa política antiinmigrante de Trump. Es simple, el presidente quiere que los republicanos hereden su capital electoral”. 

El profesor de la Universidad de Rutgers recordó que Trump ganó las presidenciales en el 2016 por mayoría del colegio electoral y no por mayoría de voto popular, por lo que el sufragio latino en estas legislativas es irrelevante para el mandatario. 

“Lo que Trump aspira -dice Osorio- es mantener la base del Congreso obteniendo el apoyo de los distritos que están muy a la par o con mayoría tradicional republicana. Es decir, el voto latino ya se da por perdido”. 

Por otra parte, el profesor de economía afirmó que este martes será un día decisivo para el presidente de Estados Unidos, pues los resultados en estas legislativas servirán como termómetro para medir el respaldo hacia las políticas aplicadas por él en los últimos dos años. 

Osorio le dijo a la Agencia Anadolu que: "Si los lugares donde Trump ganó por mayoría popular en los comicios presidenciales del 2016 son perdidos por los republicanos, esto se traduciría en que la gente que originalmente votó por él cree que las políticas que ejecutó desde hace dos años no son las adecuadas". 

El discurso de retaliación y "antiasilo" contra la caravana no es realista

En sus diatribas contra la caravana migrante, Trump amenazó con la posibilidad de firmar una orden ejecutiva para tumbar las peticiones de asilo hechas por quienes lleguen a la frontera, pero, además, autorizó a las tropas fronterizas a disparar contra individuos centroamericanos en caso de ocurra algún tipo de altercado.

Estas insinuaciones del líder estadounidense tampoco se harán efectivas. 

Los 15.000 militares estadounidenses que se desplazarán en los próximos días hacia la frontera entre México y Estados Unidos no podrán capturar a ningún migrante centroamericano que pretenda llegar a EEUU.

Según indica la Ley Posse Comitatus (de 1978), los miembros del Ejército tienen prohibido realizar acciones que corresponden a las fuerzas del orden civil, como la detención o procesamiento de migrantes.

Tampoco tienen autorizado el uso de armas. Al respecto, la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, dijo que "no tenemos ninguna intención en este momento de dispararle a la gente. Sin embargo, ellos serán arrestados".

Nielsen añadió que la participación de las fuerzas armadas busca dar "apoyo" a las agencias migratorias, algo permitido por la ley. 

"Les daremos apoyo aéreo, logística, planeación, barreras de vehículos, ingeniería", declaró la secretaria de Seguridad Nacional en una entrevista con la cadena Fox News.

Finalmente, las solicitudes de asilo tienen que aceptarse si son hechas en tiempo y forma. Lo que Trump puede hacer -asegura Osorio- es limitar el número de peticiones al crear un protocolo de registro en frontera. Una vez que la petición es hecha por el migrante, la misma tiene que revisarse, pero los lineamientos para hacer este análisis están a cargo de la Oficina de Migración de Estados Unidos que, a su vez, tiene políticas internas ajenas al poder Ejecutivo. 

Trump no tendrá ningún poder para frenar las peticiones de asilo, concluyó Osorio. 

Agencia Anadolu



Noticias relacionadas