Puigdemont recibe el requerimiento de Gobierno

El Gobierno de Mariano Rajoy reclama a Puigdemont que le "comunique de forma fehaciente" su respuesta antes de las 10.00 horas del próximo lunes.

Puigdemont recibe el requerimiento de Gobierno

Barcelona, 11 oct (EFE).- El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha recibido a las 15.47 horas de hoy el requerimiento en el que el Gobierno le da de plazo hasta el lunes para que confirme si ayer declaró la independencia y, en tal caso, lo urge a "revocar" esa decisión y a "restaurar el orden constitucional".

Según fuentes de la Generalitat consultadas por Efe, la respuesta del Govern de Puigdemont no se prevé que sea inminente, teniendo en cuenta que hay margen hasta el lunes a las 10.00 horas.

El requerimiento, con membrete del Ministerio de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales y al que ha tenido acceso Efe, insta a Puigdemont, "al amparo del artículo 155 de la Constitución", a "confirmar si alguna autoridad de la Generalitat de Cataluña ha declarado la independencia" o si su comparecencia de ayer en el Parlament "implica la declaración de independencia al margen de que esta se encuentre o no en vigor".

Ayer, Puigdemont afirmó que asume el "mandato del pueblo" para que "Cataluña se convierta en un estado independiente en forma de república", pero seguidamente planteó "suspender los efectos de la declaración de independencia" para abrir la puerta al diálogo.

El Gobierno de Mariano Rajoy reclama a Puigdemont que le "comunique de forma fehaciente" su respuesta antes de las 10.00 horas del próximo lunes.

Si la respuesta es afirmativa -en caso de no haber respuesta se interpretará como una confirmación-, se emplaza a Puigdemont a que "revoque u ordene la revocación" de la declaración de independencia "a fin de restaurar el orden constitucional y estatutario, ordenando el cese de cualquier actuación dirigida a la promoción, avance o culminación del denominado proceso constituyente".

Asimismo, se reclama a Puigdemont que "comunique el presente requerimiento" a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y a la Mesa de la cámara catalana, "requiriéndoles igualmente la restauración del orden constitucional y estatutario, en los mismos términos realizados al presidente y al gobierno de Cataluña".

El escrito fija un segundo plazo, hasta el jueves 19 de octubre a las 10:00 horas, para que comunique al Gobierno el "cumplimiento íntegro de este requerimiento".

Además, se pone en conocimiento de Puigdemont que, en caso de que no atienda el requerimiento, el Gobierno "propondrá al Senado la adopción de las medidas necesarias para el cumplimiento por parte de la comunidad autónoma de sus obligaciones constitucionales y para la protección del interés general, al amparo de lo dispuesto en el artículo 155 de la Constitución".

El escrito enviado a Puigdemont subraya que "la pretendida imposición de una independencia unilateral mediante la utilización de las potestades públicas confiadas al Parlamento, al presidente y al gobierno de la Generalitat de Cataluña para tratar de imponer una decisión preestablecida sin ningún control democrático constituye un ataque al marco de convivencia establecido en la Constitución".

Según el Gobierno, la actuación de Puigdemont, del Govern y de la "mayoría no cualificada" en el Parlament "se ha apartado con tal intensidad del cumplimiento de sus obligaciones constitucionales que de no ser atendido este requerimiento supondría un grave riesgo para el mantenimiento del orden constitucional".

"En consecuencia, es deber del Gobierno de la Nación, en cumplimiento de las responsabilidades encomendadas al mismo por la propia Constitución, proceder a activar la aplicación del procedimiento para la aplicación del artículo 155 de la Constitución en caso de que no se atienda este último requerimiento", señala.

A su juicio, la vía del artículo 155 es "legítima y constitucional ante ese incumplimiento manifiesto, contumaz y deliberado del orden constitucional vigente".

Para el Gobierno, la comparecencia de ayer de Puigdemont, "premeditadamente confusa" y la posterior firma de un "supuesto manifiesto de constitución de la república catalana" exigen que el presidente de la Generalitat "aclare cuál es el efectivo contenido y alcance de sus actuaciones".

En caso de no ser atendido el requerimiento, el Gobierno "procederá a solicitar de forma inmediata la aprobación por el Senado de las medidas necesarias para la preservación del interés general de la Nación española, al amparo también del artículo 155 de la Constitución". EFE



Noticias relacionadas