El TC de España suspende sesión del Parlament para evitar declaración de independencia

El Tribunal Constitucional ha suspendido  el pleno del Parlament destinado a proclamar unilateralmente el lunes la independencia de Cataluña

El TC de España suspende sesión del Parlament para evitar declaración de independencia

Barcelona/Madrid (EFE).- El tribunal Constitucional ha suspendido  el pleno del Parlament destinado a proclamar unilateralmente el lunes la independencia de Cataluña, un supuesto que ya ha provocado graves consecuencias económicas, como la salida del Sabadell, al que podrían seguir otras entidades y empresas.

Ante la alarma ocasionada en los principales sectores económicos asentados en Cataluña con el intento de declarar la independencia, el Gobierno ha avanzado que facilitará a las empresas una salida rápida de Cataluña.

La reacción económica, perceptible también en la bolsa, se produce en previsión de lo que podría ocurrir el lunes, el día para el que se había convocado un pleno con la comparecencia del presidente catalán, Carles Puigdemont, para valorar los resultados y los efectos de la jornada del 1-O, con la eventual declaración de independencia de Cataluña sobre la mesa.

Este pleno ha sido suspendido por el Tribunal Constitucional al admitir a trámite un recurso de amparo del PSC. El Alto Tribunal ha advertido a la presidenta de la Cámara, Carme Forcadell, de su deber de "impedir" que se celebre, apercibiéndola de eventuales responsabilidades, incluida la penal.

Pero Catalunya Sí Que Es Pot (CSQEP) ha presentado una nueva petición de comparecencia de Puigdemont para que "analice la situación después del 1-O", sin ninguna alusión a la independencia, con el fin de que sí se celebre el pleno el lunes, aunque esta solicitud aún debe ser aprobada por la Mesa y la Junta de Portavoces

En todo caso, el Banco Sabadell no esperado a los acontecimientos del lunes y ha acordado en consejo el cambio de domicilio social a Alicante, lo que garantizará que la entidad siga estando bajo el paraguas regulatorio del Banco Central Europeo (BCE), garantizando así los intereses de accionistas, clientes y empleados dentro de cualquier escenario.

CaixaBank podría seguir los mismos pasos, ya que prevé convocar mañana un consejo de administración extraordinario para debatir un posible traslado de su sede social fuera de Cataluña.

Este cambio sería posible gracias a una modificación legal que podría aprobar mañana el Gobierno en forma de decreto ley y que le permitiría realizar este trámite sin que la entidad someta esta decisión a aprobación de la junta de accionistas.

Otras fugas destacadas son la de Eurona Wireless Telecom, que marchará de Cornellà de Llobregat (Barcelona) a Madrid, que sigue los mismos pasos que la empresa biotecnológica Oryzon Genomics, mientras que la aseguradora Catalana Occidente, con sede en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), se plantea "tomar las medidas oportunas para preservar los intereses de los clientes, trabajadores, mediadores y accionistas".

Pese a todo, el vicepresidente del Govern y conseller de Economía de la Generalitat, Oriol Junqueras, ha augurado que "no va a haber una huida de empresas de Cataluña".

En cambio, la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, ha pedido hoy a Puigdemont que pare su "despropósito" y el presidente del PPC, Xavier García Albiol, ha dicho que la decisión del Banco Sabadell generará un "efecto dominó".

El PSC, por su parte, ha registrado en el Parlament una solicitud de comparecencia de Oriol Junqueras para que informe de los "efectos y consecuencias económicas de la DUI anunciada" por el Govern.

Ante la fuga de empresas, fuentes del PDeCAT han admitido que es necesario "hacer las cosas bien", mientras en el partido cobra fuerza el planteamiento de una declaración de independencia que sea solo declarativa, no ejecutiva, y que permita un proceso de mediación y un proceso constituyente, sin descartar al término del mismo unas elecciones para avalar dicha declaración.

ERC y CUP se inclinan en cambio por proclamar la independencia y empezar a aplicar ya la ley de transitoriedad jurídica.

Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha propuesto a una veintena de cónsules de la UE crear una plataforma de diálogo bajo el paraguas de la Comisión Europea con el que reducir la tensión actual en Cataluña y en el que estarían representados expertos y administraciones.

La CUP no rechaza la mediación, pero el portavoz del secretariado nacional, Quim Arrufat, ha avisado en Twitter: "mediación, sí, pero no nos podéis pedir que no hagamos efectivo el resultado del referéndum, puesto que sería la forma fina de cargárselo". EFE



Noticias relacionadas