Cientos de argentinos repudian en la capital la visita del primer ministro israelí Netanyahu

Asociaciones sociales y de derechos humanos se adhirieron a la marcha convocada por el Comité Argentino de Solidaridad con el Pueblo Palestino

Cientos de argentinos repudian en la capital la visita del primer ministro israelí Netanyahu

Buenos Aires, (EFE).- Cientos de personas marcharon ayer en Buenos Aires en repudio a la visita oficial que realiza a Argentina el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, a quien consideraron "principal responsable" de la "masacre" en los territorios palestinos.

Asociaciones sociales y de derechos humanos se adhirieron a la marcha convocada por el Comité Argentino de Solidaridad con el Pueblo Palestino, en la que acusaron a Netanyahu de "querer traer armas a Argentina".

"La invitación a Benjamín Netanyahu convierte al Gobierno nacional en cómplice de un genocida, y su presencia en suelo argentino es un insulto a una república que debe ser defensora de la legalidad internacional y de los atributos más preciados de la humanidad", dijo en un manifiesto la integrante de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, Graciela Rosenblum.

Al grito de "Palestina libre" terminó el escrito que leyó Rosenblum frente a la embajada israelí, donde concluyó la manifestación, que se extendió por tres manzanas del centro de la ciudad.

Esta martes, representantes de esta protesta entregaron una copia del manifiesto en la sede del ministerio de Relaciones Exteriores argentino para formalizar el repudio.

La presidenta de la Federación de Entidades Argentino-Palestinas, Tilda Rabi, declaró a Efe que la manifestación se convocó "en repudio a lo que significa la presencia de un criminal de guerra" en el país.

Para Rabi, el motivo de la visita del primer ministro israelí es "ofrecer su tecnología de guerra y horror ya probada en un pueblo, que es el pueblo palestino", y aseguró que dentro de los comités participantes en la marcha hay "muchos compañeros judíos", que al igual que ella, rechazan "el imperialismo colonial sionista", que según transmitió representa el Gobierno actual israelí.

"Netanyahu viene a negociar armas a Argentina", afirmó Rabi, que justificó que al mandatario de Israel "le está yendo mal en Europa", por lo que "necesita mirar hasta este continente para así poder ampliar sus redes" y opinó que no va a ser "bien recibido" en Colombia y México, los países que visitará en los próximos días.

Mirta Israel, del Comité Argentino de Solidaridad con el Pueblo Palestino, dijo que en Israel existe un "gobierno de terrorismo de Estado" liderado por Netanyahu y que "persigue al pueblo palestino".

La integrante mostró su solidaridad con "un pueblo originario como es Palestina" y señaló que la semana pasada unos militantes fueron agredidos por la embajada israelí en Argentina por una protesta similar a menor escala.

"Para la solidaridad entre los pueblos entendemos que no hay frontera que valga", subrayó.

Pedro Nahuel Knorpp, militante de Autónomos por la Causa Palestina y uno de los participantes en la marcha, explicó que se unió a la convocatoria porque es "un compromiso con los derechos humanos".

"Argentina es el tercer país con mayor población judía, pero no por ello se justifica la visita. La mayor parte de los negociados que tiene Israel con Argentina son militares, son acuerdos armamentísticos", justificó el joven.

"Hay que conocer la historia de Palestina, sobre todo un país como Argentina que sufrió una dictadura militar (1976-1983)", apuntó.

El pasado jueves, el primer ministro israelí fue declarado "visitante ilustre" de Buenos Aires.

Unas horas antes de que comenzara esta movilización, el primer ministro de Israel se reunió con el presidente argentino, Mauricio Macri. 



Noticias relacionadas