Japón deja de comprar el crudo iraní por las amenazas de EEUU

Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos se encuentran entre los posibles suministradores alternativas para responder la necesidad de petróleo de Japón

Japón deja de comprar el crudo iraní por las amenazas de EEUU

Las compañías energéticas de Japón se preparan para suspender hasta el mes de octubre el crudo iraní por las amenazas de los Estados Unidos, según informó el Nikkei Asian Reviev, un semanal en inglés centrado en Asia.

Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos se encuentran entre los posibles suministradores alternativas para responder la necesidad de petróleo de Japón.

El Gobierno estadounidense, que se retiró unilateralmente del acuerdo nuclear con Irán, pidió a las empresas japonesas JXTG y Idemitsu Kosan a suspender la importación del crudo hasta el 4 de noviembre en el que entrarán en vigor las sanciones contra Teherán.

El Gobierno de Washington amenaza con imponer sanciones a las empresas que establecen relaciones con Irán después de esa fecha.

En este contexto, los grandes bancos japoneses como Mitsubishi UFG y Mizuho anunciaron que suspenderán los trámites bancarios con todas las instituciones financieras relacionadas con Irán a partir del 12 de agosto.

Según los datos del Ministerio de Economía, Comercio e Industria de Japón, el país importó 211 mil barriles de crudo iraní por día.

 

 

 



Noticias relacionadas