Los griegos consideran que todavía no se vieron las influencias peores de la crisis económica

Nueve años después del comienzo de la crisis económica global todavía la economía griega no se salva de sus efectos

Los griegos consideran que todavía no se vieron las influencias peores de la crisis económica

Descripción de la foto - Atenas está llena de las tiendas clausuradas y los grafiti. Las medidas estrictas económicas causan sufrimientos financieros contra la vida cotidiana  (Reuters)

 

El 2017 es un año importante por la economía de Grecia. El gobierno tiene una deuda de 8 mil millones de dólares que debe pagarse en julio. Además se debe hacer otro acuerdo de paquete de rescate antes de la próxima reunión de los Ministros de Hacienda de Eurozona dentro de dos semanas en el país.  

Las corporaciones acreedoras y el Fondo Monetario Internacional que dan crédito al país no están de acuerdo sobre qué tipo de paquete de rescate producirse. El FMI destaca que están a nivel horrible las deudas de Grecia. Según los analistas una economía en el pantano y una tasa de desempleo a nivel más alto de Europa con un 23% aseguran las condiciones completas por una tormenta perfecta.  

Informa desde Atenas la reportera de TRT WorldNicole Johnston

Aquí este lugar fue un ámbito de media clase, cerca del centro de la ciudad érase una vez. Pero en la Plaza de Koumoundourou ya duermen las personas sin techo. Pero a pesar de todo, los griegos hacen todo lo necesario para ayudarse. Los voluntarios dicen que el desabastecimiento de alimentos que sufren la gente de media clase es algo increíble.

‘Este idea fue desarrollado hace un lustro. Desde aquel tiempo debido a una inmensa crisis económica y la tasa amplia de desempleo, las personas están en búsqueda de un solo plato de comida. Un plato de comida fue el motivo para acercarnos más’ (Dimitris Teloniatis – el uno de los voluntarios que distribuyen los platos)

Un 23% de los griegos están en paro. Así es la tasa más alta de desempleo en Europa. Un hombre de 74 años está de edad para la jubilación pero cuando perdió su trabajo como plomero, su ingreso al mes fue reducido de 1000 dólares a 140 dólares.

‘Las personas todavía no perdieron sus esperanzas. Nosotros los griegos así somos. No de repente perdimos nuestra esperanza. Pero lo que puede ocurrir más, no lo sé’ (Constantinos Ioannou)

Esta calle al centro de la ciudad, la calle de Patission, vivió y vio los días mejores. Se ven lis anuncios grandes de descuento, las tiendas que no trabajan y grafiti. Las personas miran a las tiendas pero no compran nada. Las medidas estrictas económicas debilitaron la potencia de compra de las personas. Nikos Kyriazis tuvo que clausurar sus tres tiendas pero todavía sostiene abiertas otras dos. Se disolvió un 70% de su ganancia.

‘Muchas personas que trabajan aquí dejaron de trabajar. Vieron que la tienda no gana suficiente para recuperar la necesidad de todos’ (Nikos Kyriazis – el dueño de la tienda).

Grecia otra vez está en la garra de una crisis económica. El FMI destaca que están a nivel horrible las deudas de Grecia. Muy de cerca se realizarán los comicios en Francia y Alemania y en julio Grecia debe pagar su deuda de 8 mil millones de dólares.

Los analistas dicen que esta situación creará una tormenta perfecta.

Así pronuncia el uno de los ministros de Hacienda de Grecia, Yannis Varoufakis; ‘Grecia por puede pagar este dinero al Banco Central Europeo (ECB) en julio. Lo que ocurrirá es la historia que se repite desde hace los años. La Troika (El grupo de decisión compuesto de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el FMI) toma la moneda de su bolsa y pone a la otra. (ECB o el FMI, después declara que Grecia está en la posición de quiebra. Cuando ECB toma la moneda de su bolsa y pone a la otra, fuerzan las medidas nuevas económicas a Grecia. Así reduce el ingreso de los griegos, según lo que nos prometieron que se iría devolver esta moneda’ (Yannis Varoufakis).

Constantinos Ioannou, un hombre decente, tuvo que dormir en el parque durante dos semanas en el verano pasado, ahora otra vez está de pie. Pero la economía de Grecia tiene un camino muy largo para marchar.



Noticias relacionadas