El Instituto Cervantes tendrá sede en Washington y reabrirá la de Gibraltar

El director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, dijo que el Cervantes debe ser un patrimonio común de todos los españoles; la independencia es importante y el Gobierno la está respetando

El Instituto Cervantes tendrá sede en Washington y reabrirá la de Gibraltar

Madrid (EFE).- El Instituto Cervantes ha iniciado los trámites para tener una sede en Washington y reabrir la de Gibraltar, según su director, Luis García Montero, que ha anunciado un aumento del 5 % en los próximos presupuestos para esta institución y la inauguración de un Museo de la Lengua en Madrid.

En una entrevista con Efe, García Montero ha dicho no comprender cómo el Instituto Cervantes no cuenta con una sede en Washington, "la capital del mundo", especialmente en un momento en el que se vive "una situación histórica difícil" en la que se están generando "ofensas" al español y a algunos países de la comunidad hispanohablante.

"Cada vez que oigo una ofensa contra un mexicano, me siento también ofendido, y cada vez que oigo un desprecio a la lengua que hablan los mexicanos me siento también despreciado", ha indicado el director del Cervantes que cree que sería muy importante "mandar un mensaje de diplomacia cultural para defender la hermandad de todo el ámbito iberoamericano" desde Washington con una sede que le gustaría que estuviera en pleno funcionamiento en 2020.

Además de la capital norteamericana y la próxima apertura de las instalaciones del Cervantes en Dakar (Senegal), se reabrirá la sede que había en Gibraltar, que se inauguró en 2011 y se cerró en 2015 por motivos políticos.

"Los resultados que tuvo el Cervantes en Gibraltar fueron muy importantes y ahora con la salida de la Unión Europea de Gran Bretaña interesa mucho, diplomática y culturalmente, tener un punto de referencia allí", ha destacado.

A partir de ahí, hay que expandirse por Asia, donde funcionan muy bien las sedes de Tokio, Pekín y la extensión que hay en Shangai: "La institución que puede aportar la enseñanza el español es el Instituto Cervantes; la RAE puede apoyar la investigación pero a nosotros nos corresponde la enseñanza del español en aquellas tierras", ha señalado en referencia a la reciente apertura de un centro de investigación por parte de la Academia de la Lengua en esa ciudad china.

A su llegada al Cervantes el pasado 30 de julio, el poeta García Montero (Granada, 1958) se sorprendió, ha confesado hoy, por la "modestia" de sus presupuestos, sobre todo si se comparan con los que tienen el British Council, la Alliançe francesa o el Instituto Goethe, que oscilan entre los 700 y los 450 millones de euros, frente a los 60 millones que recibe del Estado la institución encargada de la difusión del español en el mundo.

Una aportación que, junto con los poco más de 60 millones de ingresos que genera el Cervantes, deben servir para mantener la plantilla de los más de 80 centros que tiene el instituto en 44 países: "El Estado español invierte muy, muy poco en el Cervantes. Un euro al año por español" lo que demuestra, dice, la poca atención que ha merecido.

Por eso, con el objetivo de abrir esas nuevas sedes y mantener "dignamente" las que ya hay, ha pedido un aumento del 5 por ciento de la partida destinada al Cervantes en los próximos presupuestos, y ha obtenido una respuesta favorable del Ministerio de Asuntos Exteriores. "Un gesto de que vamos a tomarnos en serio la cultura en español", ha recalcado.

Para reordenar los recursos culturales y poder incentivar la itinerancia de las exposiciones por las sedes del Cervantes, el nuevo director ha decidido reconvertir la sala de exposiciones de su sede central de Madrid en un Museo de la Lengua.

"Un museo donde sea posible escuchar un poema leído por Juan Ramón Jiménez o Salvador Espriu, oír a un campesino ecuatoriano contar la pérdida de una cosecha o cómo se canta un gol en Argentina o en Colombia", ha indicado el director del Cervantes.

García Montero ha expresado su compromiso de hacer del Cervantes "una institución de Estado que responda a los intereses de España y que no sea un ámbito gubernamental" y ha explicado que una muestra de ello es el nombramiento de Carmen Noguero como nueva secretaria general de la institución, una administradora del Estado "sin compromisos políticos ni militancia política con ningún partido".

"El Cervantes debe ser un patrimonio común de todos los españoles; la independencia es importante y el Gobierno la está respetando", ha destacado. EFE
 



Noticias relacionadas