La película “Hereditary”: cuando el terror incierto acecha en cada rincón

"Es una de las películas más terroríficas en los últimos tiempos"

La película “Hereditary”: cuando el terror incierto acecha en cada rincón

En el Libro de la Revelación, Lucifer fue deportado a la Tierra.

Paymon, como su mentor, existe en ambos libros y en el anuncio tácito de los pecados. 

Sin embargo, Paymon es un demonio que monta a camello y prueba que 'el mal' siempre ha sido metabolizado en nuestras vidas (…) El mal está allí, el mal está presente, detrás de nosotros, sobre nosotros y debajo de nosotros.

“Hereditary” (El legado del Diablo), el primer largometraje del director y autor Ari Aster, no utiliza enteramente la historia de Paymon, sino que éste último le sirve bien. Es una de las películas más terroríficas en los últimos tiempos. Este tipo de afirmación podría llevar a uno a esperar una película que conlleve un gore visceral o transformaciones grotescas del cuerpo humano. 

No obstante, el terror en Hereditary yace en su mal no anunciado; el modo que acecha debajo de la superficie. La mayoría de las veces, tenemos miedo a la anticipación.

Pero, eso no quiere decir que el horror en Hereditary no sea atemorizante.

Aquí está la serie de cosas que verán: cuerpos carbonizados, cuerpos decapitados, cuerpos flotantes y otras cosas parecidas. En esta película, el cuerpo humano es barato. Sirve como un vaso sanguíneo o como un portón para demonios.

La miniaturista Annie Graham (Toni Collette) acaba de perder a su madre distante y reservada. Su marido, Steve (Gabriel Byrne), es un hombre paciente y cariñoso para sus dos hijos, Charlie (Milly Shapiro, espectacular) y Peter (Alex Wolff).

El autor de este artículo sobre la película, Stanley Widianto, dice que hay una cosa no muy correcta sobre Annie durante el escenario en que se refiere a los predicamentos supernaturales de su familia.

Su madre también sufrió del trastorno de identidad disociativa, pero en realidad, la madre de Annie era miembro de un culto que adora a Paymon. Este culto necesita un huésped humano.

La hermana menor, Charlie, es la persona rara de la familia. Decapita a una paloma por un proyecto de arte. También hace dibujos excéntricos en su cuaderno.

Su hermano, Peter, está desarraigado. Su relación tensa con su mamá es a lo mejor una carga que pesa sobre él.

Widianto precisa que Shapiro y Wolff son increíblemente idóneos para sus papeles respectivos. El autor subraya la diferencia de idiosincrasia de los dos niños en la familia, una hermana callada, y un hermano extrovertido.

En una de las escenas de la película conocemos que Annie (en estado sonámbulo) confiesa que había hecho todo para abortarlo. Observamos el fuego de la furia en ellos.

Como ven, el horror está siempre con los Graham y nosotros, dice Sidiarto.

Aster usa el sonido de ‘cloqueo’ que hace Charlie continuamente durante la película. No importa quién hace ese sonido. Es lo que creemos que sucederá en la película lo que lo hace importante.

El autor dice que Aster es un director cómodo en este tipo de películas con una lista de influencias desde “Rosemary’s Baby” y “Dont Look Now”.

Lo que le falta es la temeridad de un desenlace. A diferencia de “The Babadook”, Hereditary realmente no hace un argumento inteligente por su valor de shock. El horror no oculta nada.

Pese a ello, que el terror de Hereditary no ha disminuido es un fuerte marcador de una exitosa película de terror. Esta película sirve como una sacudida porque el horror queda contigo por estar allí siempre.

Dirección - Ari Aster

Producción - Kevin Frakes, Lars Knudsen, Buddy Patrick

Guion - Ari Aster

Música - Colin Stetson

Fotografía - Pawel Pogorzelski

Montaje - Jennifer Lame, Lucian Johnston

 

(Esta noticia se basa en gran parte en el artículo del autor Stanley Widianto en The Jakarta Post. Agradecemos la amable autorización de Stanley Widianto)



Noticias relacionadas