Mueren 4 personas en Galicia por incendios forestales

Las condiciones meteorológicas, con un manto de nubes muy bajo, están dificultando las operaciones de aviones y helicópteros

Mueren 4 personas en Galicia por incendios forestales
Más de un centenar de focos de incendios asolan Galicia
Más de un centenar de focos de incendios asolan Galicia

Las llamas se han cobrado ya la vida de tres personas

Pontevedra, 16 oct (EFE).- Cuarenta incendios siguen activos en Galicia, 14 de los cuales están controlados y 6 estabilizados, según los últimos datos de la Xunta, que advierte de que todavía hay riesgo real para la población en nueve fuegos de esta oleada incendiaria que ya se ha cobrado la vida de 4 personas.

La comunidad gallega ha vuelto a vivir hoy otra jornada de lucha contra las llamas, que han saltado el río Miño desde Portugal y que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, consideran provocados.

Mariano Rajoy, que ha visitado la zona para seguir de cerca las labores de extinción, ha mostrado su pesar por las víctimas mortales tanto en Galicia como en Portugal -país en el que han fallecido decenas de personas-. "A todos ellos, nuestro pesar, y creo que puedo transmitirlo en el nombre de todos los españoles", ha añadido.

Las primeras víctimas mortales confirmadas en esta oleada incendiaria fueron dos mujeres que fallecieron en la evacuación de Chandebrito, en Nigrán (Pontevedra), atrapadas en el asiento trasero de la furgoneta en la que viajaban, sobre la que calló un pino en llamas.

Al volante del vehículo iba otra mujer que pudo salir (sufre varias quemaduras) y que trató, sin éxito, de auxiliar a las dos octogenarias, Maximina y Angelina.

Otro hombre ha perecido en Carballeda de Avia (Ourense) cuando trataba de socorrer a sus animales domésticos y a su ganado y un cuarto ha fallecido en la población viguesa de San Andrés de Comesaña, por una caída mortal al tratar de apagar un fuego.

El último parte oficial de la Xunta informa de 60 incendios que no han sido apagados, 40 de ellos activos, 14 controlados y otros 6 estabilizados.

En nueve sigue en vigor la "situación dos" -de una escala de peligrosidad hasta tres-, que se declara por proximidad a las viviendas y cuando hay un riesgo real para la población.

Esta medida preventiva afecta a las provincias de Lugo (Donís y Noceda, en el ayuntamiento de Cervantes) y Ourense (Boborás-Albarellos, A Gudiña, Paradellas-Parada de Sil, Oseira-San Cristovo de Cea, Betán-Baños de Molgas, Cantoña-Paderne de Allariz y Araúxo-Lobios), donde todavía no han llegado las precipitaciones.

Las condiciones meteorológicas, con un manto de nubes muy bajo, están dificultando las operaciones de aviones y helicópteros, tal y como ha reconocido Mariano Rajoy.

El jefe del Ejecutivo ha indicado, tras visitar el centro de mando instalado en Pazos de Borbén (Pontevedra), que lo que está ocurriendo en Galicia, donde se ha activado además el protocolo de contaminación atmosférica, "no se produce por casualidad; esto ha sido provocado", razón por la que ha pedido estrechar el cerco sobre los causantes.

Así, tras lamentar el "sinfín de incendios" registrados en su tierra natal en las últimas cuarenta y ocho horas, ha instado a la Guardia Civil y a la Policía Nacional a que hagan "el mayor esfuerzo" del que sean capaces para "detener a las personas" que han provocado este tétrico caos.

En idénticos términos se ha expresado Alberto Núñez Feijóo, después de una reunión extraordinaria de su gabinete que ha decretado tres días de luto oficial.

"Nos atacaron indiscriminadamente y no pudieron hacer más daño", "Galicia no arde sola, a Galicia la queman", "terrorismo incendiario", han sido algunas de las afirmaciones de Núñez Feijoo, quien ha recordado además las dificultades provocadas por las "temperaturas extremas", "una sequía que padecemos desde hace meses, fuegos que llegan desde Portugal y ráfagas de viento" causadas por los restos del huracán Ofelia.

El Rey ha transmitido su solidaridad y apoyo tanto a Núñez Feijóo como a Javier Fernández, presidente del Principado de Asturias, donde se han reducido a 27 el número de incendios, respecto de los 35 que había esta mañana.

A pesar del dispositivo de extinción -solo la Unidad Militar de Emergencia tiene desplegados a más de 900 efectivos-, la intensa humareda y las cenizas de los fuegos en estas dos comunidades han llegado a Cantabria y a la comarca leonesa del Bierzo, lo que ha obligado a algunos ayuntamientos a dictar recomendaciones a la población. EFE



Noticias relacionadas